Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Oposición rechaza la decisión judicial

Republicanos critican que impida decidir a los estados

Jóvenes se toman un selfie frente al Tribunal Supremo de Washington, mientras celebran la decisión de los jueces en favor de los matrimonios gais. foto edh / EFE

Jóvenes se toman un selfie frente al Tribunal Supremo de Washington, mientras celebran la decisión de los jueces en favor de los matrimonios gais. foto edh / EFE

Jóvenes se toman un selfie frente al Tribunal Supremo de Washington, mientras celebran la decisión de los jueces en favor de los matrimonios gais. foto edh / EFE

WASHINGTON. Los republicanos se opusieron ayer en bloque, aunque con diferentes razonamientos, al fallo del Tribunal Supremo de Estados Unidos que legaliza el matrimonio homosexual en todo el país.

El favorito entre los aspirantes republicanos para las elecciones presidenciales de 2016, el exgobernador de Florida, Jeb Bush, no mostró su oposición al derecho de las personas del mismo sexo a contraer matrimonio, y centró en cambio su crítica en el hecho de que el Supremo no permita a los estados legislar sobre el asunto.

"Creo que el Tribunal Supremo debería haber permitido que los estados tomaran su decisión (sobre el matrimonio homosexual)", aseguró en un comunicado Bush.

"También creo que deberíamos amar a nuestro vecino y respetarnos los unos a los otros", matizó Bush, que pidió que se respete la libertad religiosa y el derecho de libre conciencia sin discriminar a los demás.

Los republicanos más moderados criticaron la decisión del Supremo por sobreponerse sobre las decisiones legislativas de los estados que han decidido prohibir expresamente el matrimonio homosexual, algo que desde ayer es inconstitucional.

En términos más radicales se pronunció el también aspirante presidencial republicano Mike Huckabee, quien dijo que la decisión del alto tribunal es un ejemplo de la "tiranía judicial" de un "tribunal imperial", haciendo un paralelismo con los tiempos del colonialismo británico.

"Esta decisión no es sobre igualdad matrimonial, es sobre redefinir el matrimonio. El Tribunal Supremo no puede revocar la ley de la gravedad ni las leyes de la naturaleza y de Dios sobre el matrimonio", opinó el exgobernador de Arkansas.

El senador por Florida Marco Rubio, otro de los favoritos en la contienda republicana por la nominación, consideró que esta decisión "altera el proceso político que ha estado en marcha a nivel estatal durante años".

En su opinión, el matrimonio es "la unión de un hombre y una mujer" y el nuevo presidente estadounidense debería enfocarse en el nombramiento de nuevos jueces del Supremo que apliquen la Constitución "como está escrita y como se entendió originalmente".

Con la opinión pública de EE. UU. inclinada mayoritariamente a favor del matrimonio homosexual, los republicanos, que tradicionalmente se han opuesto a estas uniones, centraron sus críticas en el modo en que se ha quitado poder de decisión a los estados. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación