Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Oposición le exige a la OEA que se pronuncie por la situación en Venezuela

A su juicio, Latinoamérica no puede callar ante a la falta de democracia. El organismo solo ha manifestado preocupación por lo que sucede en el país

Con carteles en mano, y frente a la sede de la OEA, los opositores venezolanos llamaron al organismo hemisférico a actuar y que cese la represión del régimen chavista. foto edh / tomás guevara

Con carteles en mano, y frente a la sede de la OEA, los opositores venezolanos llamaron al organismo hemisférico a actuar y que cese la represión del régimen...

Con carteles en mano, y frente a la sede de la OEA, los opositores venezolanos llamaron al organismo hemisférico a actuar y que cese la represión del régimen chavista. foto edh / tomás guevara

WASHINGTON. La oposición venezolana pidió ayer en una carta a la Organización de Estados Americanos (OEA) que se pronuncie sobre la situación política en Venezuela y reconozca que el país "se aparta de los principios democráticos" que establece el organismo interamericano.

La misiva dirigida al secretario general de la organización, José Miguel Insulza, fue entregada ayer en la sede de la OEA, en Washington, por un grupo de opositores venezolanos, entre ellos el coordinador político de Voluntad Popular (VP), Carlos Vecchio.

Los demandantes que llegaron hasta las puertas del organismo con pancartas en mano pidiendo que se active la Carta Democrática Interamericana de la OEA por la crisis política que atraviesa el país petrolero, alertaron también que es un llamado no solo a Insulza, sino a todas las fuerzas democráticas del continente americano.

"Nos dirigimos a usted y a la opinión pública interamericana en general, a los fines de exponer nuestras motivaciones para urgir a los pueblos americanos sobre la gravedad de los sucesos que han acontecido en Venezuela durante los últimos días y su impacto sobre el Régimen Democrático", reza la introducción de la carta.

Los demandantes hacen un recuento de los hechos que han agravado la situación –de un año a la fecha— y en especial en los días recientes con la detención arbitraria y los cargos manipulados con que la fiscalía ha puesto tras las rejas al alcalde la capital, Caracas, Antonio Ledezma, lo que dimensiona lo vulnerable que se vuelve la situación para los actores de la oposición que son víctimas de persecución arbitraria por parte del régimen heredado por Hugo Chávez a Nicolás Maduro.

"El caso del Alcalde Ledezma es otra violación a los Derechos Humanos del régimen de Nicolás Maduro, quien desde el 12 de febrero del año pasado se ha dedicado a perseguir, encarcelar y hasta torturar a aquellos que pensamos distinto y que proponemos un cambio pacífico, democrático y constitucional para nuestro país. En un año de conflictividad política, el régimen ha privado de libertad a más de 100 opositores y hoy se mantienen encarcelados más de 60, entre ellos el líder del partido político progresista Voluntad Popular, Leopoldo López, el alcalde del municipio San Cristóbal del Estado Táchira, Daniel Ceballos así como decenas de estudiantes", dice la carta

En la carta, dirigida a Insulza, la oposición pide a la OEA que evalúe si Venezuela cumple con los requisitos de la Carta Democrática Interamericana, aprobada en 2001 en Lima (Perú) para incrementar los mecanismos del organismo hemisférico en defensa de la democracia.

"La OEA no puede seguir callada ante la realidad venezolana. Es hora que el foro llamado a evaluar la situación de Venezuela lo haga. La OEA y sus miembros no pueden callar más y deben revisar que Venezuela cada día se aleja más de los parámetros de la democracia", subrayó Vecchio a periodistas.

El régimen de Venezuela mantiene una fuerte presión dentro de la OEA con el control en los votos de los países del hemisferio, muchos de estos, incluido El Salvador, que se han beneficiado con el chorro de petróleo y la diplomacia generada en torno al oro negro, aún en tiempos de vacas flacas con la caída del precio del crudo.

La captura del alcalde de Caracas, la semana pasada, despertó inquietudes en algunos países y en la misma OEA, en especial por la arbitrariedad del arresto de un funcionario de elección popular que encapuchados sacaron del despacho sin una orden judicial y al que mantuvieron varios días con paradero desconocido.

Insulza, manifestó "alarma" por el hecho, e instó a que se abran canales de diálogo entre la clase política de ese país para superar estos problemas que preocupan sobre el país petrolero.

En mayo del año pasado, la OEA ya recibió la petición de la oposición venezolana para que el organismo activara los mecanismos previstos en la Carta Democrática Interamericana ante la situación política de su país.

Sin embargo, en los últimos dos años, Insulza se ha mostrado reticente a plantear motu proprio un debate sobre Venezuela ante el Consejo Permanente, por considerar que la iniciativa debía proceder de uno de los Estados miembros de la organización.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación