Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

ONU insta al Vaticano a perseguir a los agresores sexuales

Víctimas acusan al organismo religioso de proteger y encubrir dichos actos violentos, al no castigarlos ni entregarlos a las autoridades

ONU insta al Vaticano a perseguir a los agresores sexuales

ONU insta al Vaticano a perseguir a los agresores sexuales

ONU insta al Vaticano a perseguir a los agresores sexuales

El organismo encargado de casos de tortura en Naciones Unidas pidió el viernes al Vaticano que coopere con las autoridades civiles en el procesamiento de todos los casos de supuesto abuso sexual por parte de sacerdotes pedófilos y que establezca su propio mecanismo independiente sobre estas demandas.

Se trata de la segunda vez este año que un organismo de derechos humanos de la ONU ha criticado la forma en que los funcionarios de la Iglesia Católica han manejado los abusos de menores llevados a cabo por sacerdotes durante décadas.

Las víctimas acusan al Vaticano de seguir protegiendo a los agresores y de encubrir este tipo de delitos sexuales, al no castigar a los autores, ni entregarlos a las autoridades o proporcionar una compensación adecuada.

El Vaticano dijo al comité la semana pasada que quienes acusaban a la Iglesia estaban "fosilizados en el pasado", cuando las actitudes eran diferentes.

El arzobispo Silvano Tomasi dijo que la Iglesia había desarrollado un modelo de políticas de protección de los niños en la última década que otros estados e instituciones podrían emular.

El Comité de la ONU contra la Tortura, que examinó el registro de la Santa Sede a principios de este mes, dijo que las autoridades del Vaticano deberían supervisar a los sacerdotes y "detener y sancionar" una conducta que viola el tratado de la ONU contra la tortura y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes.

Además, rechazó la posición del Vaticano de que la Santa Sede tiene jurisdicción sólo en el pequeño estado vaticano.

Cualquier sacerdote sospechoso de cometer abusos sexuales debería ser suspendido de inmediato de sus obligaciones a la espera de una investigación y no debería ser transferido a otra diócesis para evitar un castigo, dijo.

El Vaticano debería "tomar medidas efectivas para asegurar que las acusaciones recibidas por sus funcionarios en referencia a violaciones de la Convención (contra la tortura) se comunican a las autoridades civiles adecuadas para facilitar su investigación y el procesamiento de los supuestos agresores", añadió.

El comité de la ONU, compuesto de 10 expertos independientes, dijo que la Santa Sede tenía una responsabilidad que se extendía a los miembros que trabajan en todo el mundo.

En un comunicado difundido el viernes, la Santa Sede dijo que el comité de tortura de la ONU no había hallado que se violara el tratado y había reconocido "sus importantes esfuerzos para impedir abusos sexuales contra menores y otros".

"La Santa Sede condena el abuso sexual y lo considera un delito grave y una grave violación de la dignidad humana", dijo.

En relación con las demandas específicas de la ONU, dijo: "La Santa Sede toma nota y tendrá en seria consideración sus recomendaciones".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación