Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Once muertos dejó la nevada en los EE.UU.

Un niño murió en un auto por monóxido de carbono

BOSTON. Por lo menos se atribuyeron 11 muertes a la supertormenta de nieve que azotó los últimos días al noreste de Estados Unidos, incluida la de un niño de 11 años.

El infante murió por intoxicación con monóxido de carbono en Massachusetts, al ser dejado en el asiento trasero de un auto con el motor andando para mantenerlo caliente, mientras su padre retiraba nieve con una pala intentando liberar el vehículo atascado.

Steve MacDonald, vocero del Departamento de Bomberos de Boston, dijo que el niño estaba ayudando a su padre a retirar la nieve en el barrio de Dorchester pero sintió frío, así que su padre encendió el motor del vehículo y dejó al menor en el interior. MacDonald agregó que el tubo de escape estaba tapado por un banco de nieve, lo que ocasionó que el gas inodoro y sumamente tóxico de la combustión se introdujera al auto.

"No sé cuánto tiempo estuvo el niño en el auto. En algún momento el padre seguía trabajando y no se dio cuenta de la condición del muchacho", dijo el bombero de Boston Octavius Rowe, quien vive en la cercanía y fue a ayudar. "Muy, muy desafortunado", lamentó. Cuando el niño quedó adormecido por el humo, el padre tuvo un paro respiratorio y trabajadores de emergencia llevaron a ambos al Centro Médico Boston, dijeron oficiales.

El menor fue declarado muerto en el hospital. Sus nombres no fueron revelados. Rowe dijo que estaba en su casa cuando notó la conmoción en la calle. Salió y vio al padre apoyado en un cúmulo de nieve. "Vine al auto donde comenzó todo y el padre parecía haber perdido el conocimiento", narró Rowe. "Estaba semiconsciente y apoyado en el banco de nieve y yo quise retirarlo".

Rowe dijo que colocó al hombre sobre una superficie plana para revivirlo. Afirmó que al parecer el niño fue metido a un edificio de apartamentos donde una mujer le aplicó resucitación cardiopulmonar. Paramédicos del Departamento de Bomberos y los Servicios Médicos de Emergencia llegaron y proporcionaron oxígeno al padre para estabilizarlo y trataron de hacerlo conversar para mantenerlo alerta.

"Él estaba reaccionado, así que al menos fuimos capaces de hacer que se pusiera de pie y llevarlo a las escaleras. Él dijo, 'mi hijo, mi hijo', así que él sabía que su hijo estaba involucrado o estaba en problemas", dijo Rowe.

EE.UU. se repone de fuerte nevada

Las cuadrillas de emergencia y los residentes se esforzaban ayer por despejar las carreteras y aceras después de la colosal tormenta que se desencadenó sobre el noreste de Estados Unidos. La precipitación arrojó hasta casi un metro (3 pies) de nieve.

Los trabajadores municipales desde Nueva York hasta Boston trabajaron desde la noche del sábado a ayer en comunidades cubiertas de nieve, donde algunos automovilistas debieron ser rescatados después de pasar horas atascados en la oscuridad.

El presidente Barack Obama declaró el estado de emergencia para Connecticut, medida que permitirá la asistencia federal, en tanto que las empresas de electricidad auguraron que tras la tormenta algunos usuarios podrían quedarse sin energía varios días.—AP.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación