Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

OEA retrocede y región se mantiene inestable

latinoamérica según la visión del investigador trinkunas:

La Cumbre de las Américas fue un evento positivo para las relaciones entre los países de América Latina. Ahora solo hay una Venezuela, hace 30 años había muchos países con problemas de derechos humanos y con problemas de guerra interna. La situación definitivamente ha cambiado en la región, aunque el problema del crimen siga siendo muy grave en algunas áreas. En países como Chile, Perú, Colombia y Brasil las cosas han mejorado en muchas dimensiones.

Además, la imagen de Estados Unidos en la región ha cambiado. En esta ocasión el Presidente Barack Obama pudo venir demostrando que había hecho algunas cosas por accionar ejecutivo, por ejemplo: las reformas de inmigración, el fin del embargo a Cuba y posibilidad de reformas en el sistema de drogas

Estados Unidos le demostró a América Latina en la cumbre que ha cambiado y ahora el balón está del lado latinoamericano. En Latinoamérica aún existen tres grandes grupos: países grandes y prósperos, países con institucionalidad frágil y con necesidad de ayuda (Centroamérica y el Caribe) y los países del ALBA, los cuales aún no quieren trabajar con Estados Unidos, pero no amenazan gravemente la seguridad de Estados Unidos, por lo cual el gobierno puede ser paciente para que cambien.

LA OEA seguirá perdiendo importancia. El Nuevo Secretario General simpatiza mucho con Unasur y no parece tener la voluntad de recuperar espacios.

El problema es que muchos de los mecanismos que existen para tratar temas regionales son parte del sistema de la OEA ( por ejemplo, la Corte Interamericana de Derechos Humanos). Cuando se diseñaron estos aparatos, entre los 80 y los 90, habían más consensos en la región acerca de ciertos temas, pero esos consensos se han perdido y esos mecanismos ya no funcionan.

Lo grave es que la Unasur, la cual ha asumido un papel más importante, no ha mostrado la capacidad de poder resolver estos problemas porque no tiene el cuerpo de derecho internacional que tiene la OEA y no tiene el consenso de la región. La institucionalidad de este nuevo organismo es todavía muy magra.

Estas son otras valoraciones según los países:

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación