Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Odebrecht buscó continuar El Chaparral

Participó en un proceso de precalificación bajo la administración Funes para continuar con la ejecución de la central hidroeléctrica.

El secretario general de la Procuraduría General de Panamá, Rolando Rodríguez, durante la rueda de prensa en Ciudad de Panamá en la que confirmó la investigación. Foto EDH/EFE

El secretario general de la Procuraduría General de Panamá, Rolando Rodríguez, durante la rueda de prensa en Ciudad de Panamá en la que confirmó la investigación. Foto EDH/EFE

El secretario general de la Procuraduría General de Panamá, Rolando Rodríguez, durante la rueda de prensa en Ciudad de Panamá en la que confirmó la investigación. Foto EDH/EFE

Los intereses de la firma brasileña Norberto Odebrecht tocaron la puerta de El Salvador cuando en 2013 la empresa precalificó para continuar con la construcción de la presa El Chaparral, por la cual el gobierno del ex presidente Mauricio Funes pagó en 2012 un sobreprecio de $28.7 millones a la constructora italiana Astaldi.

Esta etapa del proceso licitatorio inició en diciembre de 2013 cuando la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL), dueña del proyecto, hizo el llamado a las empresas que quisieran retomar la construcción luego de los múltiples problemas relacionados con la ejecución de la presa. 

Acá fue donde Norberto Odebrecht, una de las constructoras más importantes de Brasil, retiró las bases de precalificación en el portal gubernamental Comprasal y presentó su solicitud formal de interés, junto con la empresa china Sinohydro Corporation LTD, según informó en su momento Funes.

Sin embargo en junio de 2014 llegó David López Villafuerte como nuevo presidente de la CEL en sustitución de Leopoldo Samour, quien había encargado un rediseño a obra firma del país sudamericano: Intertechne, que también está siendo investigada por el escándalo de corrupción de la estatal Petrobras.

Debido a este cambio en la administración de la autónoma se descartó el rediseño elaborado por los brasileños porque ofrecía "la misma solución" que proponía Astaldi, indicó la CEL. 

Además aún se desconoce si el proceso de precalificación será válido para terminar la ejecución del proyecto o si se realizará una licitación pública internacional, que tendría que ser avalada y declarada "sin objeción" por parte del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

Hay que recordar que la constructora Norberto Odebrecht se encuentra ligada a un esquema de sobornos a políticos y de inflados costos de proyectos de construcción que realizó Petrobras, lo cual es investigado por la Policía y la Fiscalía de ese país suramericano.

La misma firma tiene un historial negativo porque en 2008 fue expulsada de Ecuador por fallas en la construcción de la presa hidroeléctrica San Francisco, en la provincia de Tungurahua. 

Queiroz Galvao es otra de las empresas brasileñas que se relacionan con CEL, ya que ejecuta la expansión de la presa 5 de Noviembre. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación