Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ocho muertos, 137 heridos y 280 presos en protestas

El Régimen de Maduro advierte a los opositores que si continúan provocando manifestaciones terminarán como Leopoldo López

La Plaza Francia Altamira, en Caracas, considerada el epicentro de las protestas, fue escenario de nuevos disturbios ayer. Foto EDH / Reuters

La Plaza Francia Altamira, en Caracas, considerada el epicentro de las protestas, fue escenario de nuevos disturbios ayer. Foto EDH / Reuters

La Plaza Francia Altamira, en Caracas, considerada el epicentro de las protestas, fue escenario de nuevos disturbios ayer. Foto EDH / Reuters

VENEZUELA. La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega, informó ayer de que ocho personas han muerto y 137 han resultado heridas en hechos relacionados con las protestas que vive el país desde el pasado 12 de febrero.

En su programa en la emisora Unión Radio, Ortega señaló que en el curso de la jornada de ayer 80 personas serían presentadas ante los tribunales y que ya han dictado detención preventiva contra 24 personas.

Ortega precisó que hay cuatro personas fallecidas en Caracas, dos en Carabobo, una en Sucre y una de Lara.

Aunque no estuvieron directamente vinculadas a enfrentamientos, Ortega agregó ayer dos muertes a la lista: una mujer que sufrió un ataque cardíaco pero tardó mucho en llegar al hospital por una barricada en Caracas; y un fiscal regional que se estrelló con su auto al tratar de esquivar una protesta opositora.

Desde que se iniciaron las protestas se han registrado 137 heridos -100 civiles y el resto miembros de las fuerzas del orden- y se detuvo a 24 personas, informó Ortega.

La oposición afirma que hasta la fecha hay 286 detenidos en las protestas.

Las manifestaciones han dejado cinco muertos por disparos y el resto en circunstancias ligadas a las protestas que no parecen hacer tambalear a la administración de Nicolás Maduro, pese a la presión social en las calles.

Es más, Maduro dijo que disminuirán las protestas "con los métodos" que la ley otorga y advirtió que los dirigentes de la oposición responsables por los disturbios "van a pagar; van a acabar como Leopoldo López...en la misma celda fría como está su compinche", amenazó.

También aseguró que van a "controlar" las manifestaciones y que las van a "derrotar" sin importar de donde provengan. Para él, las marchas son "una guerrilla urbana".

Adelantó que hoy "millones" de mujeres marcharán "contra el fascismo".

La oposición también ha convocado hoy a protestar contra los grupos armados en Venezuela, a los que acusan de agredir a manifestantes.

La oposición dice que busca que Maduro salga por la vía legal, a través de un referéndum revocatorio permitido por la Constitución para 2016.

De hecho, el dirigente opositor Leopoldo López pidió ayer a sus seguidores que no dejen la lucha en las calles para presionar la salida de Maduro del poder (nota aparte).

Táchira bajo fuego

Los enfrentamientos más álgidos continuaban ayer en el estado de Táchira, fronterizo de Colombia, donde el Gobierno ordenó el despliegue de un batallón de paracaidistas.

El ministro del Interior y Justicia, Miguel Rodríguez, aseguró que la movilización militar responde a la llegada de paramilitares colombianos para azuzar a la violencia.

Testigos de la agencia Reuters en la capital del estado, San Cristóbal, aseguraron que helicópteros de las fuerzas del orden y aviones de combate Sukhoi Su-30 sobrevolaron la zona.

Táchira no sólo es un bastión de la oposición, sino la cuna de las manifestaciones contra Maduro que se han multiplicado por toda Venezuela desde hace diez días.

Ayer los vecinos que marchaban denunciaron los vuelos de los aviones con cacerolazos, ya que allí no funciona el transporte público, los semáforos están apagados o intermitentes y tampoco tienen acceso a Internet.

"Todavía no explicó por qué" esos vuelos, dijo a The Associated Press el alcalde Daniel Ceballos, miembro del opositor partido Voluntad Popular en el que milita Leopoldo López.

Maduro a anunció el jueves la posible declaración de un estado de excepción en Táchira y ordenar la suspensión del porte de armas.

Por otro lado, la fiscal Ortega y el propio Maduro han negado que existan casos de tortura entre los detenidos por las protestas, entre los cuales hay un joven que denunció que fue violado con un fusil durante su detención.

"Cuando se le practicó el examen él no dijo nada sobre el fusil, luego que el médico lo ausculta tampoco habló sobre esta circunstancia, el resultado del reconocimiento legal habla de contusión leve, en ningún momento él dijo que fue violado con un fusil", afirmó la fiscal. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación