Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Obama no se verá con Putin por Snowden

El presidente de EE. UU. canceló la cita con su homólogo en Moscú en represalia por asilar a exespía

Obama y Putin se vieron durante la cumbre del G-8 en Irlanda del Norte el pasado 17 de junio. Foto EDH / archivo

Obama y Putin se vieron durante la cumbre del G-8 en Irlanda del Norte el pasado 17 de junio. Foto EDH / archivo

Obama y Putin se vieron durante la cumbre del G-8 en Irlanda del Norte el pasado 17 de junio. Foto EDH / archivo

WASHINGTON. El presidente Barack Obama canceló ayer sus planes de reunirse en Moscú con su colega ruso Vladimir Putin en septiembre, en una reprimenda diplomática poco frecuente que refleja la ira de Washington ante la decisión de Moscú de otorgarle asilo temporal al exanalista de la Agencia de Seguridad Nacional, Edward Snowden.

Snowden está acusado de filtrar información clave de los programas ultrasecretos de vigilancia del gobierno estadounidense. Pasó varias semanas en la zona de tránsito de un aeropuerto de Moscú hasta que Rusia le otorgó asilo por un año.

El anuncio de la Casa Blanca también muestra la creciente frustración dentro del gobierno de Obama por lo que considera como la terquedad de Moscú sobre otras cuestiones clave como la defensa antimisiles y los derechos humanos.

El anuncio de Washington podría tensar aún más las relaciones con el Kremlin, aunque Estados Unidos busca la cooperación de Rusia sobre Siria y otros temas.

El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, dijo que Obama mantiene su plan de asistir a una cumbre económica del Grupo de los 20 en San Petersburgo, Rusia, pero que no prevé entrevistarse personalmente con Putin mientras esté allí. En vez de eso Obama añadirá una escala en Suecia a su itinerario de viaje.

Tras conocer la decisión de Obama, Rusia expresó su decepción por el anuncio, pero dijo que sigue dispuesto a colaborar con Estados Unidos en asuntos bilaterales e internacionales.

El asesor de Putin para asuntos internacionales, Yuri Ushakov, dijo que la decisión de Washington refleja su incapacidad de desarrollar relaciones con Moscú en "igualdad de condiciones". Y añadió que la invitación para que Obama visite Moscú el mes próximo sigue vigente.

"Esta decisión está relacionada claramente con el caso del exagente de los servicios especiales de Estados Unidos (Edward) Snowden, el cual no lo creamos nosotros", dijo Ushakov.

El periódico español El País publica que la cancelación de la reunión no sólo es la primera reacción firme de la Casa Blanca al desplante diplomático que supuso la concesión de asilo a Snowden, sino que muestra la convicción de la administración Obama de la inutilidad de un encuentro del que no podía salir ningún acuerdo en concreto dadas las discrepancias en temas clave.

"Hemos llegado a la conclusión de que no ha habido un progreso suficiente en nuestra agenda bilateral que justifique la necesidad de mantener un encuentro bilateral entre EE. UU. y Rusia", indicó Carney en un comunicado, consigna El País.

Aunque también hizo referencia al caso de Snowden.

"La decepcionante decisión de Rusia de otorgar asilo temporal a Edward Snowden también ha sido un factor que hemos tomado en consideración a la hora de revisar el estado actual de nuestra relación bilateral", acotó Carney.

Sin embargo, el medio apunta que Carney confirmó la reunión en Washington entre los secretarios de Estado y de Defensa, John Kerry y Chuck Hagel, y sus homólogos rusos, Sergey Lavrov y Sergei Shoigu "para discutir cómo podemos avanzar en el amplio abanico de asuntos que conforma nuestra relación bilateral".

El País sostiene que la reunión entre Obama y Putin "únicamente hubiera favorecido al presidente ruso que contempla este tipo de cumbres como un respaldo a su prestigio mundial".

—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación