Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Obama: se trataría a niños de C.A. como a mexicanos

Haría cambios a ley de 2008 para acelerar las deportaciones de menores

Decenas de personas bloquearon el paso de buses que trasladaban a migrantes. foto edh / REUTERS

Decenas de personas bloquearon el paso de buses que trasladaban a migrantes. foto edh / REUTERS

Decenas de personas bloquearon el paso de buses que trasladaban a migrantes. foto edh / REUTERS

Washington. El presidente de EE. UU., Barack Obama, está considerando pedir cambios a una ley de 2008 para acelerar la deportación de los niños que llegan a la frontera con México, indicó ayer un funcionario de la Casa Blanca que pidió el anonimato.

Obama informó el lunes en una carta al Congreso que próximamente les enviará una serie de solicitudes para dar más autoridad al secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, con el fin de acelerar la deportación de los menores procedentes de Guatemala, Honduras y El Salvador.

Una de las opciones que examina Obama es cambiar una ley de 2008 que exige que la Patrulla Fronteriza entregue al Departamento de Salud a aquellos niños indocumentados que crucen el límite del país y cuya nación de origen no comparta frontera con EE. UU., en lugar de deportarlos de inmediato.

Eso permitiría tratar a los menores de Centroamérica "como tratamos a los niños de México", que sí pueden ser deportados a su llegada al país, dijo el funcionario.

"En cualquier caso, se examinará cualquier petición humanitaria relacionada con cada uno de los niños y se asegurará que los países donde se va a devolver a los niños" tengan mecanismos para poder reintegrarlos "de forma segura", agregó.

La ley de 2008 se firmó en momentos en que "no estaban llegando niños centroamericanos en las cantidades que llegan ahora" y tenía como fin protegerlos del tráfico de personas, subrayó la fuente.

"En cualquier caso, se examinará cualquier petición humanitaria relacionada con cada uno de los niños y se asegurará que los países donde se va a devolver a los niños" tengan mecanismos para poder reintegrarlos "de forma segura", aseveró.

La ley de 2008 se firmó en momentos en que "no estaban llegando niños centroamericanos en las cantidades que llegan ahora" y tenía como fin protegerlos del tráfico de personas, subrayó la fuente.

Mientras, ayer, residentes en el sureste de Nuevo México abarrotaron una reunión pública para manifestar su indignación por la apertura de un centro de detención temporal para inmigrantes que se sospecha ingresaron al país sin autorización.

También en una instalación aduanera en San Diego, California, un grupo de manifestantes impidió que autobuses del gobierno federal que transportaban a niños y familias inmigrantes llegara a un centro de procesamiento suburbano.

Los residentes dijeron a las autoridades que temen que los inmigrantes se apoderen de empleos de los residentes locales y priven de recursos a los niños nacidos en el país. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación