Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sudáfrica

Obama se reúne con familiares de Mandela

En su visita, el mandatario ha tenido que enfrentarse a protestas de los sudafricanos contra la política exterior de Estados Unidos

. FOTO AP

. FOTO AP

. FOTO AP

El presidente estadounidense, Barack Obama, se reunió el sábado con la familia del héroe sudafricano antiapartheid Nelson Mandela y calificó al exmandatario, que se encuentra gravemente enfermo, como una de las grandes figuras de la historia.

La delicada salud de Mandela, de 94 años, una figura considerada mundialmente como un símbolo de la lucha contra la injusticia y el racismo, está dominando la visita de dos días de Obama a Sudáfrica.

Pero el mandatario estadounidense también se enfrentó a las protestas de los sudafricanos contra la política exterior de Estados Unidos, especialmente por los ataques con aviones no tripulados.

La policía dispersó a varios cientos de manifestantes que se habían congregado alrededor de un campus de la Universidad de Johannesburgo donde Obama se reuniría con estudiantes.

Obama, que se encuentra en Sudáfrica en la segunda parte de un viaje por tres países africanos, se reunió con los familiares de Mandela para darles un mensaje de apoyo, pero no visitó directamente al ex presidente en el hospital, donde lleva tres semanas internado.

La reunión tuvo lugar en el Centro de la Memoria Nelson Mandela, ubicado en Johannesburgo.

Obama dijo a periodistas posteriormente que también habló por teléfono con la mujer de Mandela Graca Machel, que permanece al lado de su marido en el hospital en Pretoria.

"Le expresé mi esperanza de que Madiba obtenga paz y comodidad durante el tiempo que está pasando con sus seres queridos, y también expresé mi sincero apoyo para toda la familia mientras pasan por este momento difícil", dijo Obama, usando el nombre del clan por el que se conoce popularmente a Mandela.

Obama se reunió previamente con el presidente sudafricano, Jacob Zuma, y ambos celebraron una rueda de prensa conjunta en la que la Zuma dijo que Mandela sigue en "condición crítica pero estable".

La visita de Obama a Sudáfrica había provocado intensas especulaciones por si el primer presidente afroamericano de Estados Unidos visitaría al primer presidente negro de Sudáfrica en el hospital.

Pero el deterioro de Mandela la semana pasada obligó a la Casa Blanca a descartar la posibilidad de que Obama y su mujer se reunieran con él.

"COMPROMETIDOS CON LA HISTORIA"

En declaraciones a periodistas en los Edificios de la Unión en Pretoria, donde Mandela juró como presidente en 1994, Obama dijo que las oraciones de millones de personas en todo el mundo estaban con el Premio Nobel de la Paz, que se encontraba a un kilómetro de distancia en el hospital.

Después de su reunión con Obama, Zuma dijo que la situación crítica de Mandela no ha cambiado. "Esperamos que muy pronto salga del hospital", agregó, sin dar más detalles.

En su bienvenida a Obama, Zuma subrayó las similitudes históricas entre Mandela y su invitado estadounidense, quien a su juicio superó décadas de racismo institucionalizado y discriminación para ponerse al frente del principal cargo político de su país.

"Ustedes dos están también comprometidos con la historia como los primeros presidentes negros de sus respectivos países", afirmó Zuma.

El domingo, Obama viajará a Ciudad del Cabo, desde donde visitará Robben Island, la ex prisión enclavada en las aguas heladas del sur del Atlántico donde Mandela pasó 18 años de los 27 que estuvo en prisión.

Zuma dijo que Mandela le había dicho antes de su última hospitalización que "cuando me vaya a dormir me sentiré muy feliz porque dejé a Sudáfrica saliendo adelante"

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación