Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Obama se retracta de impulsar cambios en leyes de inmigración

El presidente cede ante los republicanos en el tema

Obama sostiene a un bebé ayer durante una celebración con comunidades indígenas en Dakota del Norte. foto edh / REUTERS

Obama sostiene a un bebé ayer durante una celebración con comunidades indígenas en Dakota del Norte. foto edh / REUTERS

Obama sostiene a un bebé ayer durante una celebración con comunidades indígenas en Dakota del Norte. foto edh / REUTERS

ESTADOS UNIDOS. Ante la frustración de muchos de sus partidarios, el presidente Barack Obama se está retractando de los cambios en materia de inmigración que podría realizar por su cuenta. En lugar de ello está dejando el asunto en manos de los republicanos de la Cámara de Representantes, a pesar de la creciente evidencia de que ellos no atenderán a los millones de inmigrantes que viven en Estados Unidos sin autorización legal.

Esta semana, legisladores de ambos partidos declararon sumariamente que los esfuerzos por llegar a un acuerdo en la reforma integral de inmigración estaban muertos después de que el líder de la mayoría en la cámara baja Eric Cantor sufriera una inesperada derrota ante un compañero republicano que lo criticó por ser demasiado blando sobre el tema. Pero Obama aún expresa esperanza en que el Congreso actuará.

"Nuestra estrategia no ha cambiado", dijo Jennifer Palmieri, directora de comunicaciones de la Casa Blanca. "El ímpetu para actuar sigue presente en la Cámara de Representantes".

Es un enfoque que está siendo criticado por intercesores por los derechos de los inmigrantes, quienes dicen que Obama ha estado cruzado de brazos durante demasiado tiempo. Para empezar, ellos quieren acción inmediata para desacelerar el proceso de deportaciones.

Pero la Casa Blanca quiere asegurarse de que en caso de que la reforma de inmigración muera en el Congreso, los republicanos no puedan argumentar que fue culpa de Obama. En vez de eso, el presidente espera que su estrategia permita a los demócratas culpar más adelante a los republicanos por no atender el tema de los inmigrantes que residen en el país ilegalmente.

No es que Obama pueda legalizar el estatus migratorio de aproximadamente 11.5 millones de personas sólo con mover la mano.

El mes pasado en la Oficina Oval, el secretario del Departamento de Seguridad Nacional Jeh Johnson presentó al mandatario varias opciones que desarrolló después de que Obama ordenó personalmente una revisión de cómo podría hacer que la política de deportación sea más humana, indicó un funcionario de alto rango de la Casa Blanca, quien pidió no ser identificado por no estar autorizado a hablar con la prensa sobre una reunión privada.

Pero las opciones de Johnson fueron limitadas, detalló el funcionario. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación