Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Obama y republicanos intentan destrabar parálisis del gobierno

Una comisión de 18 republicanos de la Cámara de Representantes se reunirá con el gobernante

Decenas de personas durante una concentración para solicitar al Senado el desbloqueo del debate sobre el presupuesto. foto edh / efe

Decenas de personas durante una concentración para solicitar al Senado el desbloqueo del debate sobre el presupuesto. foto edh / efe

Decenas de personas durante una concentración para solicitar al Senado el desbloqueo del debate sobre el presupuesto. foto edh / efe

WASHINGTON. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se reunirá hoy con los principales congresistas del Partido Republicano, entre ellos el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, y su "número dos", Eric Cantor.

Dialogarán sobre el aumento del límite de endeudamiento de Estados Unidos y el cierre del gobierno.

En la lista figuran también los legisladores Steve Southerland y Lynn Jenkins, miembros del movimiento ultraconservador Tea Party, al que Obama ha responsabilizado directamente del cierre de Gobierno en que se encuentra el país desde el pasado 1 de octubre.

El portavoz de Boehner, Brendan Buck, ha explicado que la Casa Blanca invitó a todos los republicanos de la Cámara Baja. Sin embargo, Boehner decidió limitar el grupo a una comitiva de 18 personas, entre ellas varios presidentes de comisiones parlamentarias.

Obama ha recibido con "decepción" esta menor afluencia, ya que según el portavoz de la Presidencia, Jay Carney, considera "importante" hablar "directamente" con todos los congresistas que han "forzado esta crisis económica" que amenaza con "devastar la economía".

El presidente sostiene que no autorizar el incremento de la capacidad de EE. UU. para pedir prestado dinero para pagar sus cuentas sería una catástrofe para la economía mundial.

Sin embargo, Boehner exige negociaciones sobre la reducción del gasto y la ley de reforma de la Salud Pública (Obamacare) antes de permitir que se vote en la Cámara de Representantes. Por su parte Obama dice que no negociará bajo amenazas.

De no elevarse el techo de deuda antes del 17 de octubre, Estados Unidos suspendería pagos por primera vez en su historia. Obama recordó que elevar este techo de deuda es un trámite que se ha repetido 45 veces desde el Gobierno de Ronald Reagan y que no tiene coste alguno para los ciudadanos. Es un trámite, ha explicado, que sirve para pagar gastos que ya han sido aprobados.

Boehner respondió que el aumento del techo de endeudamiento del país debe estar sujeto a una negociación sobre la reducción del gasto público, a pesar de las negativas de Obama. El líder republicano defendió la legitimidad de condicionar una cosa a la otra y recordó que hay decenas de precedentes de este tipo de negociaciones.

Mientras, líderes demócratas y republicanos de la Cámara de Representantes de EE. UU. se reunieron ayer a puerta cerrada para intentar destrabar las negociaciones encaminadas a resolver la crisis presupuestaria que mantiene paralizada a la Administración federal estadounidense.

Los republicanos Boehner y Cantor se reunieron en privado con los dos principales líderes demócratas de ese órgano legislativo, Nancy Pelosi y Steny Hoyer, según el portavoz de Boehner, Michael Steel.

Aparentemente, esa reunión no logró romper el punto muerto en las negociaciones, según fuentes legislativas. En paralelo, Obama se reunió con líderes demócratas y republicanos de ambas Cámaras del Congreso para tratar de resolver la crisis .

Un fondo para funerales

Por su parte, la Cámara de Representantes aprobó ayer por unanimidad una propuesta para que se reanuden las ayudas a las familias de militares caídos, suspendidas por la parálisis de la Administración.

El Pentágono informó que la organización sin ánimo de lucro Fundación Fisher House, que ayuda a los veteranos, llegó a un acuerdo con el Gobierno para hacerse cargo durante el tiempo que dure la paralización administrativa del pago de los gastos de los funerales de los caídos en acto de servicio o el pago de compensaciones a las familias de los fallecidos.

De manera separada, la Cámara de Representantes propuso una legislación que permita durante la parálisis parcial pagar las ayudas de $100,000 a los deudos de los muertos en acto de servicio. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación