Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

oBAMA REAFIRMA LA AYUDA A PAÍSES DEL tRIÁNGULO noRTE

Pero el presidente de EE. UU. le pidió a sus homólogos que haya transparencia y responsabilidad en el uso de los fondos

Los mandatarios del hemisferio durante el acto de inauguración de la VII Cumbre de Las Américas. También participaron los secretarios generales de la OEA, Miguel Insulza y de la ONU, Ban Ki-moon. EFE

Los mandatarios del hemisferio durante el acto de inauguración de la VII Cumbre de Las Américas. También participaron los secretarios generales de la OEA, Miguel Insulza y de...

Los mandatarios del hemisferio durante el acto de inauguración de la VII Cumbre de Las Américas. También participaron los secretarios generales de la OEA, Miguel Insulza y de la ONU, Ban Ki-moon. EFE

El presidente de EE. UU., Barack Obama, reiteró ayer su compromiso de apoyar el desarrollo de Centroamérica y dijo que seguirá trabajando con los países de la región para encontrar iniciativas que permitan mejorar la transparencia y llevar al "buen gobierno".

Obama se reunió con los mandatarios del Sistema para la Integración Centroamericana (SICA) en un hotel de Panamá, donde se realiza la VII Cumbre de las Américas.

El presidente, que ha solicitado al Congreso estadounidense 1,000 millones de dólares de ayuda para los países del Triángulo Norte de Centroamérica: El Salvador, Guatemala y Honduras, dentro de su propuesta de presupuesto para el próximo año fiscal, destacó que la región es importante para Washington no solamente por la "proximidad", sino por los "increíbles lazos" entre los ciudadanos de ambos lados.

Puertas adentro en esa encerrona, Obama planteó a los mandatarios centroamericanos que estudian un programa mediante el cual se abrirían oportunidades de residencia en EE. UU. para trabajadores especializados, según contó posteriormente el canciller salvadoreño, Hugo Martínez, quien estuvo presente en esa reunión.

Hay "una fuerte agenda común. Lo que es bueno para la región es bueno para Estados Unidos", aseguró Obama a sus homólogos de C.A.

Desde el encuentro de hace dos años en Costa Rica, "la determinación de mi Administración ha sido que encontremos maneras de poder apoyar de forma más concreta a muchos de los países de Centroamérica, para que sus ciudadanos sientan que tienen oportunidades y desarrollo", afirmó Obama.

A su juicio, parte de la agenda de colaboración con estos países "debe estar centrada en asuntos de gobierno y transparencia".

El presidente puso de ejemplo a Panamá, un país que puede ser "un modelo útil" para el resto de la región sobre cómo se atraen negocios cuando hay "transparencia y responsabilidad".

Por su parte, el presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, admitió que la región tiene ante sí grandes "desafíos" y agradeció la ayuda de EE. UU. durante la crisis migratoria del año pasado por la llegada masiva de indocumentados centroamericanos, en su mayoría menores no acompañados por adultos, a la frontera sur.

También Sánchez Cerén gradeció a Obama el apoyo que ha dado con el anuncio de medidas migratorias que beneficiarán a los compatriotas.

Fue a raíz de la crisis migratoria que se creó el Plan de Prosperidad del Triángulo Norte de Centroamérica, al que EE. UU. quiere apoyar con los $1,000 millones solicitados por Obama al Congreso.

Según enfatizó Obama previo a la Cumbre, esos fondos "no son tan solo para la seguridad ni están pensados solo en respuesta al aumento en inmigración".

El presidente estadounidense destacó que la violencia y la pobreza como factores que influyen, para cuyo combate mencionó los "esfuerzos continuos" de su Gobierno con programas que promueven la seguridad y la prosperidad en la región.

El histórico encuentro

Otro de los hechos que marcó ayer la apertura de la séptima Cumbre de las Américas fue no solo la participación de Cuba por primera vez, sino el saludo y apretón de manos que se dieron Obama y su homólogo cubano Raúl Castro en la inauguración de la histórica cita continental.

Es la primera interacción cara a cara entre los dos presidentes en más de dos años y fue capturado en video por Telesur. En el video, Obama y Castro se pueden ver saludándose en medio de una multitud de personas que esperan, entre los que estaban el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y el canciller cubano, Bruno Rodríguez.

Ese encuentro era tal vez el más esperado en una cumbre de las américas.

Castro y Obama anunciaron en diciembre su intención de restablecer las relaciones diplomáticas entre los dos países tras más de 50 años de distanciamiento.

También la Casa Blanca informó que Obama y Castro "se verán" hoy, aunque no había planeada una reunión oficial a una hora específica entre los mandatarios, dijo Ben Rhodes, asesor adjunto de seguridad nacional de Obama.

Además informaron que ambos hablaron por teléfono el miércoles antes que el mandatario estadounidense saliera de Washington.

Antes de llegar a Panamá, Obama también anunció que estaba a punto de tomar una decisión sobre sacar a Cuba de la lista norteamericana de países que patrocinan el terrorismo, algo que La Habana considera un importante obstáculo para un acercamiento.

Estado Unidos ha dejado de acusar activamente a Cuba de apoyar el terrorismo desde hace tiempo, y Obama ha dado señales de que está dispuesto a sacar a La Habana de lista desde que él y Castro anunciaron un acercamiento en diciembre.

Obama también se reunió con opositores cubanos y venezolanos antes de la inauguración y pidió a los Gobiernos de la región que no teman a la sociedad civil, que haya respeto pese a las "diferencias".

Por otro lado, los reflectores también se han enfocado en el mandatario venezolano Nicolás Maduro, quien llegó a Panamá en medio de un recrudecimiento de las tensiones con EE. UU. y porque el chavista ha anunciado que le entregará millones de firmas a Obama para que derogue el decreto en el que impone sanciones a varios chavistas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación