Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Obama podría retrasar las deportaciones

Esa sería una de la salidas sin pedir aval al Congreso, afirman expertos

En los últimos meses, aumentó la migración infantil de El Salvador, Guatemala y Honduras hacia EE. UU.. Los menores esperan en albergues mientras resuelven sus casos. foto edh /archivo

En los últimos meses, aumentó la migración infantil de El Salvador, Guatemala y Honduras hacia EE. UU.. Los menores esperan en albergues mientras resuelven sus casos. foto edh...

En los últimos meses, aumentó la migración infantil de El Salvador, Guatemala y Honduras hacia EE. UU.. Los menores esperan en albergues mientras resuelven sus casos. foto edh /archivo

WASHINGTON. El presidente de EE. UU., Barack Obama, podría retrasar las deportaciones de millones de inmigrantes sin tener que pedir autorización al Congreso, advierten los expertos.

Aunque Obama tiene algunos límites bajo la ley federal y decisiones de la Casa Blanca podrían ser impugnadas en los tribunales, como inconstitucionales, destacados expertos legales dicen que el gobierno, con mucha seguridad, podría retrasar, indefinidamente, en los próximos días, los esfuerzos para deportar a millones de inmigrantes que ya están en Estados Unidos sin autorización legal. También podría darles permisos de trabajo oficiales que les permitan encontrar, legalmente, empleos, obtener licencias de conducir y pagar impuestos sobre la renta.

David Leopold, un abogado de inmigración que ha apoyado los cambios administrativos anteriores, de Obama, a la ley de inmigración, dijo que no hay nada en la ley que exija que el gobierno deporte a todos los inmigrantes que viven sin autorización legal en el país.

León Rodríguez, un exabogado del departamento de Justicia y recién confirmado director del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos, ha dicho que el gobierno no cuenta con los recursos para deportar a los más de 11 millones de inmigrantes que se calcula viven sin permiso legal en Estados Unidos.

Dado que el Congreso se negó a aprobar cambios significativos en las leyes de inmigración, la Casa Blanca ha dado a entender que Obama sopesa ampliar un programa de suspensión temporal de deportaciones, conocido como Acción Diferida para Llegadas de Infantes, a fin de proteger, temporalmente, de la deportación a muchos jóvenes inmigrantes que llegaron a Estados Unidos cuando eran niños y permitirles conseguir un permiso de trabajo.

En total, la ampliación del programa podría alcanzar hasta a cinco millones de inmigrantes que llegaron sin autorización legal a Estados Unidos.

El presidente anunció en marzo que había indicado al secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, que revisara las políticas de control migratorio de la administración y recomendara posibles cambios. En mayo, Obama retrasó la revisión para dar tiempo a que el Congreso actuara sobre la reforma migratoria antes que saliera de vacaciones de verano esta semana, pero eso no sucedió.

"Eso significa que mientras ellos están fuera de vacaciones, yo tendré que tomar algunas decisiones difíciles para superar el reto, con o sin el Congreso", advirtió Obama el viernes.

Gregory Jacob, quien trabajó en temas de inmigración con el Consejo de Política Nacional del expresidente George W. Bush, recordó que en 2007 hicieron una maniobra similar a la que podría hacer Obama, al proporcionar amplias protecciones contra la deportación, sin la autorización del Congreso.

Y la directora de la Policía de Inmigración y Control de Aduanas durante la administración Bush, Julie Myers Wood, dijo que gran parte de la discusión, en su momento, se centró en pequeños cambios a los programas de visas u otros esfuerzos que afectarían a grupos de inmigrantes relativamente pequeños.

En un desafío directo a las políticas de Obama, la Cámara de Representantes de mayoría republicana aprobó, el viernes, una ley que motivaría la deportación de miles de indocumentados.—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación