Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Nuncio Apostólico en Cuba lanza criticas al régimen

Al comentar la situación en la isla, el alto miembro de la jerarquía católica afirma que "para los cubanos la única esperanza de vida es escapar de la isla"

Bruno Musarò fue nombrado nuncio apostólico en Cuba por el papa Benedicto XVI, el 7 de agosto de 2011. Foto edh/es.mercopress.com/

Bruno Musarò fue nombrado nuncio apostólico en Cuba por el papa Benedicto XVI, el 7 de agosto de 2011. Foto edh/es.mercopress.com/

Bruno Musarò fue nombrado nuncio apostólico en Cuba por el papa Benedicto XVI, el 7 de agosto de 2011. Foto edh/es.mercopress.com/

ITALIA. En un gesto inusual para un alto miembro de la jerarquía católica en la Isla, el Nuncio Apostólico, Bruno Musarò, se refirió abiertamente a la "pobreza absoluta y degradación humana y civil" en las que vive el pueblo cubano, quien es "víctima de una dictadura socialista que lo mantiene subyugado por 56 años", según registró el diario local italiano Lecce News24.

"Le estoy agradecido al Papa por haberme invitado a esta isla y espero partir luego de que el régimen socialista haya desaparecido definitivamente", dijo Musarò, quien es embajador del Vaticano en Cuba desde el 2011, luego de celebrar una misa en el parque San Pío de Pietrelcina, de la localidad italiana de Vignacastrisi.

Musarò afirmó que "solo la libertad podrá traer esperanza para el pueblo cubano" lo que ese diario considera como "un grito de ayuda, un llamado a las armas de la consciencia y al sentido común" hechos por el Nuncio, quien más adelante agregó que, para los cubanos, "la única esperanza de una vida mejor es escapar de la isla".

Musarò apuntó que "los italianos que se lamentan de tantas cosas tienen que saber que en Cuba un médico gana $32.9 por mes y que para vivir con dignidad algunos profesionales de noche van a trabajar como camareros".

"En Cuba todo está controlado por el Estado, hasta la leche y la carne. Comer ternero es un lujo y quien mata uno para comerlo es arrestado y llevado a la cárcel. Aún medio siglo después, se habla de Revolución, se la alaba, mientras la gente no tiene trabajo y no sabe cómo hacer para alimentar a sus propios hijos", dijo.

Las palabras del arzobispo fueron reproducidas también por Radio Vaticano en su website en polaco, aunque no en las versiones en español o inglés.

El Movimiento Cristiano de Liberación saludó rápidamente los comentarios del Nuncio. Desde La Habana, Luis Alberto Mariño, activista del movimiento, dijo a Martí Noticias que esas palabras daban "mucha esperanza a los que estamos dentro y fuera de Cuba y creemos que otra Cuba puede ser posible".

La franqueza de las críticas contrasta con la cautela que la alta jerarquía eclesiástica mantiene antes los temas políticos y sociales en la isla. Recientemente, los editores de la revista Espacio Laical, editada por la Archidiócesis de La Habana, renunciaron, en lo que se supone fue una reacción a presiones para abandonar una línea editorial con tonos políticos.

Musarò fue nombrado representante del Vaticano en Cuba en el 2001, tras una larga trayectoria dentro de la Iglesia Católica. Fue ordenado sacerdote en 1971 y en 1977 ingresó en el servicio diplomático de la Santa Sede. Anteriormente fue designado Nuncio Apostólico en otros países latinoamericanos como Panamá (1994), Guatemala (2004) y Perú (2009). —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación