Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Nuevo atentado en Rusia deja 14 muertos

Las autoridades aún no dicen qué grupo realizó los ataques

Las autoridades dicen que el ataque al autobús eléctrico también habría sido realizado por un terrorista suicida. foto edh /EFE

Las autoridades dicen que el ataque al autobús eléctrico también habría sido realizado por un terrorista suicida. foto edh /EFE

Las autoridades dicen que el ataque al autobús eléctrico también habría sido realizado por un terrorista suicida. foto edh /EFE

MOSCÚ. Autoridades rusas ordenaron reforzar la seguridad en estaciones de tren y otras instalaciones públicas en el país tras el ataque suicida de ayer que causó la muerte a 14 personas en la sureña ciudad de Volgogrado.

Se trató del segundo atentado en dejar víctimas mortales en dos días en una ciudad que se encuentra a 650 kilómetros de la sede de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2014.

Las autoridades creen que el mismo grupo cometió los atentados en una estación ferroviaria y autobús eléctrico.

El Gobierno de EE.UU. ofreció a Rusia una cooperación "más estrecha" para garantizar la seguridad de los participantes de los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi, tras los dos atentados terroristas que han sacudido a ese país en las últimas 24 horas.

Varios países de Europa y Latinoamerica han condenado los dos ataques en los que más de 30 personas han muerto.

Las explosiones han generado fuerte tensión en la ciudad de un millón de habitantes y puso de manifiesto la amenaza terrorista que enfrenta Rusia mientras se apresta a ser sede de las Olimpiadas en la ciudad de Sochi, un proyecto muy importante para el presidente Vladimir Putin.

Aunque los terroristas puedan tener dificultades para infiltrarse en las instalaciones olímpicas rigurosamente vigiladas, las explosiones demuestran que puedan hacer daño a la población civil en otros lugares de Rusia con sorprendente facilidad.

El aumento de la seguridad ocurre cuando los rusos se preparan para celebrar el año nuevo, la fiesta más importante del país. En San Petersburgo, la segunda ciudad más grande de Rusia, el gobernador canceló el espectáculo de fuegos artificiales.

Putin convocó a autoridades para que le informaran de los ataques y envió a Alexander Bortnikov, jefe del Servicio de Seguridad Federal, a supervisar la investigación.

Tras reunirse con autoridades de Volgogrado, Bortnikov dijo que las autoridades confían en encontrar pronto a los responsables.

Volgogrado, otrora conocida como Estalingrado, es un centro clave para el transporte hacia el sur de Rusia, ya que de ahí salen numerosos autobuses interprovinciales hacia la volátil región del Cáucaso Norte, donde grupos insurgentes tratan de crear un estado islámico.

Vladimir Markin, portavoz de la principal agencia de investigación rusa, dijo que en el ataque de ayer se usó una bomba similar a la utilizada el domingo en la principal estación ferroviaria.

"Eso confirma la versión de los investigadores de que los dos ataques terroristas estaban vinculados", indicó Markin en una declaración. "Podrían haber sido fabricadas en un mismo lugar".

El vocero dijo que un atacante suicida fue el responsable de la explosión en el autobús. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación