Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Niños intentaron desesperadamente escapar de ferry hundido

Las autoridades señalaron que gran parte de los cuerpos encontrados presentaban fracturas en los dedos, signo de que trataron de trepar por las paredes de la embarcación para huir

Funeral de los niños fallecidos en el barco hundido. Foto Reuters

Funeral de los niños fallecidos en el barco hundido. Foto Reuters

Funeral de los niños fallecidos en el barco hundido. Foto Reuters

Buzos surcoreanos se sumergieron el miércoles pese a la oscuridad y la baja temperatura entre los restos del naufragio de un ferry que quedó completamente dado vuelta, tocando con sus manos los cuerpos de las víctimas mientras buscaban aún a cientos de desaparecidos.

Los expertos en buceo, equipados con líneas de oxígeno y comunicación, sólo pueden ver unos pocos centímetros frente a ellos en medio de los restos del barco que comenzó a hundirse hace una semana, luego de una maniobra brusca.

La mayoría de las víctimas eran estudiantes secundarios a los que en el momento del accidente se les ordenó que permanecieran en sus lugares por su propia seguridad.

Gran parte de los cuerpos hallados en los últimos dos días presentaban fracturas en los dedos, presumiblemente debido a intentos frenéticos por intentar trepar las paredes o pisos de la embarcación para escapar, dijeron medios.

"Estamos entrenados para (trabajar) en ambientes hostiles, pero es difícil ser valiente cuando nos topamos con cuerpos en aguas oscuras", dijo a Reuters el buzo Hwang Dae-sik, mientras cerca de Seúl se llevaban a cabo los funerales de 25 estudiantes fallecidos en el naufragio.

De los 476 pasajeros y tripulantes a bordo, 339 eran adolescentes y maestros de una escuela secundaria que estaban de excursión. Sólo 174 personas han sido rescatadas y el resto se presume que se han ahogado.

La cifra confirmada de muertos el miércoles es de 150, muchos encontrados en la parte posterior del barco, en la cuarta cubierta.

El buzo Hwang dijo que su equipo había recuperado 14 cuerpos hasta el momento. "Tenemos que tocar todo con nuestras manos. Este es el trabajo más extenuante y desgarrador de mi carrera", lamentó.

El capitán Lee Joon-seok, de 69 años, y otros miembros de la tripulación del ferry han sido arrestados por cargos de negligencia. Lee también está acusado de realizar un "cambio de curso excesivo sin desacelerar".

Varios miembros de la tripulación, entre ellos el capitán, abandonaron el barco mientras se estaba hundiendo, dijeron testigos, luego de que a los pasajeros se les había ordenado permanecer en sus cabinas pese a que era la hora del desayuno.

La presidenta surcoreana, Park Geun-hye, dijo el lunes que la conducta de la tripulación equivalía a un "acto de asesinato".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación