Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Nicaragua: entre luces y sombras

Aunque no son aquejados por la violencia como sus vecinos, lo que más preocupa a los nicaragüenses es la economía. El país sigue siendo el más pobre de la región, pero está en crecimiento debido al clima favorable a las inversiones

Carlos Muñiz, director honorario de Funides; Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de la misma entidad, y el director regional de los programas de Latinoamérica y el Caribe del National Democratic Institute (NDI), Jim Swigert, participaron en e

Carlos Muñiz, director honorario de Funides; Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de la misma entidad, y el director regional de los programas de Latinoamérica y el Caribe del...

Carlos Muñiz, director honorario de Funides; Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de la misma entidad, y el director regional de los programas de Latinoamérica y el Caribe del National Democratic Institute (NDI), Jim Swigert, participaron en el foro.

icaragua no está en el centro de atención de Washington como antes y si se habla de esta nación es para referirse al Canal de Nicaragua o a los relativos bajos niveles de violencia en comparación con sus vecinos del Triángulo Norte, pero hay mucho más en el país centroamericano que eso.

En un foro organizado en la capital de los Estados Unidos por Inter-American Dialogue y la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), el director ejecutivo de esta última, Juan Sebastián Chamorro, explicó que la principal preocupación de los hogares nicaragüenses, a diferencia de los salvadoreños, sacudidos por la violencia, es la economía.

De acuerdo con la última encuesta de la firma M&R, el 75 % de las familias nicaragüenses expresó que los principales problemas del país son el desempleo, la pobreza y la inflación.

Sin embargo, hay un dato preocupante: el número de personas que afirma que el crimen es uno de los principales problemas del país ha subido y en la última encuesta llegó al 20 %.

Chamorro también explicó que en Nicaragua se da la siguiente contradicción: el país creció un 4.7 % el año pasado y el 77 % de la población considera que el país ha progresado en los últimos 7 años, pero el 48 % aún afirma que dejaría el país si le presentara la oportunidad.

El director honorario de Funides, Carlos Muñiz, también presente en el foro, dijo que el alto crecimiento económico es fruto del buen ambiente para la inversión que hay en el país (caso muy distinto a lo que sucedía cuando Daniel Ortega gobernaba en los 80) y la relativa seguridad del país, pero Nicaragua aún sigue siendo el país más pobre de la región y el PIB per cápita aún continúa siendo menor que tenía antes de la llegada de los sandinistas.

Un dato que muchas personas no toman en consideración, pero es muy importante: Nicaragua no tendría un crecimiento económico tan alto sin la ayuda de Venezuela. Funides estima que sin los fondos venezolanos, el crecimiento de Nicaragua en 2014 habría sido del 2.7 %, es decir, la cooperación venezolana significó 2 puntos porcentuales del crecimiento del país.

Prevén reelección

Con respecto a la situación política del país, el director ejecutivo de Funides consideró que el panorama para las siguientes elecciones es más o menos el siguiente: la oposición cuenta con cerca del 15 % del apoyo electoral; los sandinistas, con cerca de 45 %, y los independientes representan el 40 % de los electores. Por tanto, no será difícil que Ortega gane su tercer periodo consecutivo en 2016.

Chamorro cree que la oposición ha perdido contacto con las necesidades de los pobres y se ha centrado en hablar de temas abstractos. Además, la alianza entre Arnoldo Alemán y Daniel Ortega en 2006 fue un golpe que dividió a la oposición del que aún no se han podido recuperar.

El director regional de los programas de Latinoamérica y El Caribe del National Democratic Institute (NDI), Jim Swigert, explicó que el pacto entre el liberal Arnoldo Alemán y Ortega concentró el poder en el Ejecutivo y en un solo partido, y esto ha causado que se haya podido reformar la Constitución sin votos de ningún otro partido más que el sandinista.

Además, aunque Ortega ganó la reelección en 2011 por una diferencia abrumadora, los observadores de la OEA y la UE dejaron constancia de que el tribunal electoral no fue imparcial y esto pone en entre dicho la credibilidad de dicho órgano para las elecciones de 2016.

El Canal de Nicaragua

El Canal de Nicaragua es el proyecto más controversial en la historia de Nicaragua y ha suscitado polémica a nivel internacional. Sus defensores y detractores no encuentran puntos en los que ponerse de acuerdo y el conflicto parece no tener fin.

Funides no se opone a la construcción del canal per se, pero considera que ha habido muy poca consulta con la población en la ideación de este megaproyecto, lo cual es preocupante. Además, el tanque de pensamiento se opone al excesivo poder que el gobierno le ha otorgado a la Comisión del Proyecto de Desarrollo del Canal de Nicaragua y a la pérdida de derechos que han sufrido los habitantes de las zonas afectadas.

Chamorro invitó a sus compatriotas a no distraerse por estos megaproyectos de los problemas más graves que afectan al país y consideró una pena que el proyecto, si es que se lleva a cabo, no vaya ser construido por nicaragüenses porque no existe mano de obra calificada por culpa del pobre sistema educativo.

Finalmente, Jim Swigert denunció que aunque la represión violenta a opositores por parte del Gobierno no es la norma, sino la excepción, se han dado casos de opositores al canal reprimidos violentamente y en las últimas encuestas gran parte de la población ha expresado tener miedo de discutir abiertamente sus creencias políticas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación