Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

EE. UU. no negociará sacar a Cuba de la lista de países terroristas

Ambos países discutieron en Washington la creación de embajadas

La delegada cubana, Josefina Vidal, ayer en Washington. foto Efe

La delegada cubana, Josefina Vidal, ayer en Washington. foto Efe

La delegada cubana, Josefina Vidal, ayer en Washington. foto Efe

WASHINGTON. El secretario de Estado de EE. UU., John Kerry, dijo ayer que la delegación estadounidense en las conversaciones con Cuba no negociará sobre la posibilidad de sacar a la isla de la lista de países patrocinadores del terrorismo que elabora Washington, porque ese proceso debe resolverse por separado.

Kerry se pronunció así poco después de que comenzara en la capital estadounidense, en el Departamento de Estado, la segunda ronda de negociación entre EE. UU. y Cuba para el restablecimiento de sus relaciones diplomáticas, rotas desde 1961.

"Estas son negociaciones normales relacionadas con el movimiento de diplomáticos, acceso, viajes, cosas diferentes, un proceso muy técnico", dijo Kerry en una conferencia de prensa junto a la presidenta de Liberia, Ellen Johnson Sirleaf.

"La designación como Estado patrocinador del terrorismo es un proceso separado. No es una negociación", añadió.

Cuba integra, desde 1982, la lista de Estados patrocinadores del terrorismo que elabora anualmente el Departamento de Estado, lo que supone la imposición de sanciones como la prohibición de la venta y exportación de armas, prohibición de ayuda económica y restricciones a las transacciones financieras entre ciudadanos.

Cuba pide salir de listado

Horas antes, el Gobierno cubano aseguró que no hay razones para permanecer en esa lista y está previsto que la delegación cubana que asiste a las negociaciones insista en condicionar su salida de esa categoría a la reapertura de embajadas en las respectivas capitales.

Sin embargo, la directora general para Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, Josefina Vidal, matizó después que "no hemos establecido enlaces entre la reapertura de embajadas y la eliminación (de Cuba) de la lista de patrocinadores del terrorismo" de EE. UU.".

Acotó que no lo considera una "precondición" para retomar las relaciones bilaterales con EE. UU.

"Lo que hemos dicho es que es importante que este asunto se resuelva a lo largo del proceso de restablecer las relaciones", añadió Vidal.

Y prosiguió: "Sería difícil para Cuba decir que estamos restableciendo las relaciones cuando Cuba sigue estando en esa lista, a la que creemos que nunca hemos pertenecido".

Kerry subrayó que el proceso para eliminar a un país de la lista, que ya está en curso en el Departamento de Estado, "es una evaluación que se hace bajo una serie de requisitos muy estrictos exigidos por el Congreso, y tiene que hacerse por separado".

El proceso de retirada requiere una notificación formal del presidente de EE. UU., Barack Obama, al Congreso, que tiene desde entonces 45 días para estudiar la idea. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación