Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Naciones Unidas está al límite con fondos de ayuda

La organización mundial necesita un presupuesto "sin precedentes" para 2014, dice subsecretaria.

Valerie Amos es la subsecretaria general para asuntos humanitarios de la ONU.

Valerie Amos es la subsecretaria general para asuntos humanitarios de la ONU.

Valerie Amos es la subsecretaria general para asuntos humanitarios de la ONU.

ESTADOS UNIDOS. La subsecretaria general para Asuntos Humanitarios de la ONU, Valerie Amos, aseguró ayer que su departamento necesita para 2014 un presupuesto "sin precedentes", ya que "2013 fue una auténtica prueba para el sistema mundial de ayuda humanitaria y no hay indicios de que este año vaya a ser distinto".

"Hemos terminado 2013 con tres situaciones de emergencia del nivel 3, el más alto de crisis humanitaria; Siria, República Centoafricana y Filipinas, y entramos en 2014 con múltiples crisis humanitarias severas amenazando las vidas de millones de personas", aseguró Amos, quien a mediados de diciembre cifró el presupuesto de 2014 en 12,900 millones de dólares para ayudar a 52 millones de personas necesitadas en 17 países.

Sin embargo, en las últimas dos semanas, "la evolución en la República Centroafricana o Sudán del Sur ha añadido cientos de miles de personas a esa lista de personas que necesitan apoyo humanitario", advirtió la subsecretaria de Asuntos Humanitarios.

"Con las emergencias de Siria, Filipinas y otros lugares, nuestra capacidad de respuesta colectiva y nuestros recursos han sido llevados a su límite", añadió Amos, quien recalcó que la ONU y sus asociados necesitan "más ayuda que nunca" porque "la continuación y la complejidad de las situaciones de emergencia van a suponer retos significantes para el sistema mundial".

Después de casi tres años de conflicto, la guerra civil en Siria se ha convertido en la urgencia humanitaria más cara de toda la historia de la Secretaría de Asuntos Humanitarios de la ONU y se espera que, para este año, su presupuesto sea de 6,500 millones de dólares para ayudar a 6,5 millones de civiles desplazados.

"El colapso de las infraestructuras del país, la población civil como objetivo de los ataques y la militarización de escuelas y hospitales siguen siendo nuestras principales preocupaciones", aseguró Amos, sobre una situación que "se deteriora a diario".

En las crisis humanitarias más acusadas, Amos reconoció las limitaciones de la ayuda humanitaria en sí misma. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación