Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

"Es muy fuerte contarle a mis hijos que el Papa me dio un premio"

Entrevista. Alberto "Beto" Acosta El jugador preferido del Papa en San Lorenzo habló ayer en "El Desempate" y contó como era su relación con el Sumo Pontífice. Recuerdos que quedarán para toda la vida

El Beto Acosta es uno de los goleadores históricos de San Lorenzo. Hizo 123 goles con esa camiseta. foto edh /

El Beto Acosta es uno de los goleadores históricos de San Lorenzo. Hizo 123 goles con esa camiseta. foto edh /

El Beto Acosta es uno de los goleadores históricos de San Lorenzo. Hizo 123 goles con esa camiseta. foto edh /

l Beto Acosta es uno de los máximos referentes del Club San Lorenzo de Almagro, el equipo que se hizo famoso por ser el dueño del corazón futbolero del Papa Francisco. Y es uno de los jugadores más queridos por el Sumo Pontífice que, como buen aficionado al fútbol, elegía a los goleadores como preferidos. Acosta, 123 goles en 276 partidos en el "Ciclón", habló ayer desde Argentina con "El Desempate" el programa deportivo de EDH en Radio 102nueve. Y contó su particular relación con el hincha de fútbol más conocido del mundo.

.¿Es cierto que el Papa te tenía como una especie de ídolo futbolístico?

-Sé que el al ser tan fanático del fútbol y tan hincha de San Lorenzo, tuve la oportunidad de estar dos veces con él. Demostró que sabía mucho de fútbol, que le interesaba mucho el club. Y uno por haber pasado por San Lorenzo tantos años, por hacer tantos goles lo conocía. Acá en argentina se dice que los goles son amores. Y por hacer goles, seguramente a él le gustaba eso. No sé si tenía alguna idolatría hacia mi persona, pero lo importante era que seguía al equipo...

¿En algún momento te pidió que volvieras a jugar después del retiro?

-Je, cuando me había retirado en 2004, entregaron premios muy importantes en el Arzobispado. Recuerdo que también estaba Carlos Bianchi . El me entregó el premio "Juntos educar" en un momento que el equipo de San Lorenzo no estaba pasando un buen momento. Entonces me sacó al costado y me dijo una frase futbolera: "desde que te fuiste vos no la podemos meter, tenés que volver". Algo así me decían los hinchas en la calle. Hoy uno recuerda eso y toma mucha relevancia por el hecho de que es el Papa.

Nada menos...

-Se lo cuento a mis hijos y te causa algo fuerte quien es el que me entregó ese premio. Que me lo haya entregado el Papa es algo muy grande y me siento orgulloso no solo por mi, sino por Argentina y por Sudamérica.

Ustedes también le regalaron una camiseta firmada del club en algún momento...

-Esto fue antes de retirarme también. Lo que pasa es que es muy reconocido en Buenos Aires y es muy hincha. Como a San Lorenzo le dicen los "Santos", en diferentes etapas se le han regalado camisetas. En 2008 estuvo en la misa oficial. Era un cardenal muy reconocido y tenía la oportunidad de recibir camisetas como los hinchas que están en el ambiente actoral como Vigo Mortenssen, que hoy ya quedó atrás entre los hinchas del club (risas).

¿Cómo te enteraste de su designación? ¿Qué pasó por tu cabeza en ese momento?

Lo estaba viendo por tele con uno de mis hijos. Y como le pasó a todos, no lo podíamos creer. En ningún momento se daba el nombre de él como posible Papa. En Argentina quedamos duros. Tardé unos segundos en decir '¡el Papa es argentino!'. Fue algo muy fuerte , me pasó a mi como a la mayoría de los argentinos.

Imaginamos que por tu relación con él, habrás recibido muchos llamados y muchas entrevistas...

-Apenas salió el nombre de Bergoglio, se mete todo el mundo en Internet. Y sabían que era fanático de San Lorenzo y que había estado con el Beto Acosta. Tuve llamados de todos lados. Es una anécdota muy linda, ojalá que pueda conseguir la foto de cuando me entregó el premio. No la tengo, pero voy a ir al Arzobispado.

¿Dejando de lado la religión, lo pudiste conocer humanamente?

En todos los equipos el fútbol es pasión de multitudes. Y él es una persona muy simple. Lo habrán escuchado que viajaba en bus, en subte, que hacía su vida normal siendo tan importante. Lo vi con una paz interior, hablaba muy pausado, una sencillez asombrosa. Ahora mismo lo demuestra en la misa con los Cardenales, en sus actos que es una persona muy simple.

¿Es cierto que estás en los planes de la Selección del Vaticano (risas)?

-(Risas) Nos estamos organizando. Y estoy sacando el curso de técnico y hay que aprovechar (más risas). Pero más allá de las risas, es algo muy fuerte. No hemos caído todavía de la noticia pero estamos muy contentos en Argentina.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación