Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El mundo recuerda la caída del "Muro de la Vergüenza" y el comunismo en Europa

El episodio fue un hito histórico que marcó el preludio del derrocamiento de la dictadura comunista, la Reunificación Alemana once meses más tarde y el fin de la Guerra Fría

El mundo recuerda la caída del "Muro de la Vergüenza" y el comunismo en Europa

El mundo recuerda la caída del "Muro de la Vergüenza" y el comunismo en Europa

El mundo recuerda la caída del \"Muro de la Vergüenza\" y el comunismo en Europa

El acontecimiento histórico más importante e impresionante de la segunda mitad del Siglo XX fue la caída del Muro de Berlín, de manos de los propios habitantes de la Alemania Oriental comunista llamada también República Democrática Alemana.

La destrucción del Muro de Berlín, también llamado "el Muro de la Vergüenza", es un hito histórico que simboliza la caída de los regímenes comunistas del Este de Europa y la recuperación de la libertad, ahogada por el totalitarismo comunista, de países como Polonia, Alemania Oriental, Hungría, Bulgaria, Yugoslavia, Rumania, Estonia, Letonia, Lituania, Rusia, Ucrania, Albania y los países asiáticos ex soviéticos.

Ayer, cientos de miles de personas participaron en las calles de Berlín de conciertos al aire libre y actos en recuerdo por los 25 años de la caída del Muro que durante casi tres décadas (1961-1989) partió en dos la ciudad y el mundo.

"La caída del Muro nos mostró que los sueños pueden hacerse realidad. Nada está obligado a mantenerse como es. Es la experiencia que queremos compartir hoy", señaló la canciller alemana, Angela Merkel , al abrir el acto central en recuerdo de un día que cambió la historia.

La primera canciller alemana crecida en la antigua Alemania comunista (RDA) consideró que la caída del Muro el 9 de noviembre de 1989 envía un mensaje de esperanza a las partes del mundo en donde "los derechos humanos se ven amenazados o directamente pisoteados".

"Podemos cambiar las cosas para mejor. Ése es el mensaje de la caída del Muro", señaló. "Es un mensaje que se dirige a nosotros en Alemania, pero también a Europa y al resto del mundo. Y especialmente en estos días a los pueblos de Ucrania, Siria, Irak".

En ese mismo acto, el exlíder soviético Mijail Gorbachov y el expresidente polaco Lech Walesa recibieron ayer una sonora ovación en Berlín.

Los dos líderes históricos, claves en el proceso que culminó con la apertura del Muro de Berlín, fueron recibidos de pie y con un estruendoso aplauso en la sala Konzerthaus de la capital alemana, donde acudieron a un concierto aniversario.

Gorbachov, considerado en Alemania uno de los responsables de la reunificación del país gracias a sus políticas de apertura y transparencia en la Unión Soviética, ya había sido premiado antes por la fundación "Cinema for Peace".

El premio Nobel de la Paz aprovechó su discurso al recibir el galardón para subrayar la importancia de la reunificación alemana en 1990 para las relaciones entre occidente y oriente.

"Fue un hito en el proceso hacia el fin de la Guerra Fría. Abrió nuevas perspectivas para el mundo y en particular para Europa", sostuvo el último líder soviético, de 83 años.

Más tarde, la Puerta de Brandeburgo, emblema de la ciudad y de la unidad alemana, fue el escenario elegido para la fiesta central del aniversario marcado por la música.

Los conciertos de estrellas alemanas e internacionales alternaron con imágenes históricas en pantallas gigantes ubicadas junto al monumento.

El punto culmen llegó ya entrada la noche, cuando la orquesta Staatskapelle dirigida por Daniel Barenboim interpretó el último movimiento de la novena sinfonía de Beethoven (la llamada "Himno a la alegría") mientras "caía" la frontera simbólica.

El Muro de Berlín cayó la noche del 9 de noviembre de 1989 cuando el anuncio de que la RDA otorgaría permisos para salir del país hizo que decenas de miles de berlineses del este se reunieran ante los pasos fronterizos pidiendo cruzar al oeste.

La apertura de los pasos hizo que unos 100 mil visitaran esa misma noche por primera vez el Berlín occidental, donde fueron recibidos con lágrimas y abrazos en imágenes que dieron la vuelta al mundo y se convirtieron en icono del final del siglo XX . —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación