Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El mundo exigirá el fin de la violencia contra las mujeres vestido de naranja

Para llamar la atención sobre este problema, la ONU iniciará mañana una gran campaña mundial que engloba más de 450 actos en 70 países

El mundo exigirá el fin de la violencia contra las mujeres vestido de naranja

El color naranja unificará durante las próximas dos semanas cientos de actos dirigidos a exigir el fin de la violencia contra las mujeres, una lacra que sufren una de cada tres habitantes del mundo. 

La iniciativa, presentada hoy por Naciones Unidas, busca una movilización social en todo el planeta para con el fin de concienciar a la población sobre la magnitud de este problema y la necesidad de respuestas inmediatas. 

"La violencia contra las mujeres y las niñas sigue siendo una de las violaciones más serias de los derechos humanos, y la más tolerada", dijo hoy la directora ejecutiva de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka. 

El fenómeno es a la vez "causa y consecuencia de la desigualdad de género y de la discriminación" y su existencia es una de las muestras más claras de "sociedades fuera de equilibrio", agregó. 

Para esta agencia de Naciones Unidas, la clave está en la "prevención", que debe situarse en el centro de todas las estrategias internacionales. 

El maltrato a mujeres y niñas fue definido como una "epidemia global" y una crisis de salud pública el pasado año por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que asegura que una de cada tres mujeres sufre en algún momento de su vida violencia física o sexual. 

En algunos países, ese porcentaje se eleva hasta el 70 por ciento de la población femenina y, en la mayor parte de los casos, los responsables de las agresiones son los compañeros sentimentales. 

( La Esfinge y las Pirámides de Giza, el Empire State Building y el Palacio de  la Paz en La Haya, entre otros puntos de interés en todo el mundo, se iluminaron de naranja con ocasión del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Foto: ONU Mujeres).

Para llamar la atención sobre este problema, la ONU iniciará mañana una gran campaña mundial que engloba más de 450 actos en 70 países. 

Serán 16 días de activismo entre el pistoletazo de salida, que coincide con el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, y el punto final, que tendrá lugar el 10 de diciembre con motivo del Día de los Derechos Humanos. 

El color naranja, en representación de un futuro optimista sin violencia, será el hilo conductor de los actos, que incluirán desde manifestaciones a partidos de fútbol, pasando por debates en escuelas, obras de teatro y acciones en las redes sociales.
 
Después de que este año el mundo se iluminara de azul para celebrar el 70 aniversario de la ONU, multitud de monumentos en todo el mundo se vestirán ahora de naranja contra la violencia de género. 

Entre otros, se iluminarán de ese color las cataratas del Niágara, los edificios de la Comisión Europea y del Consejo de Europa, la Sirenita de Copenhague, las ruinas de Petra en Jordania y el Palacio de Justicia en Kinshasa, en la República Democrática del Congo. 

En Latinoamérica, entre otros actos, está previsto un "maratón naranja" en Quito y una procesión de cometas con mensajes en contra de la violencia contra las mujeres en Guatemala. 

En otras regiones destacan iniciativas curiosas como la de la Policía de Albania, cuyos agentes patrullarán vestidos de naranja para mostrar su apoyo. 
Durante la campaña, Mlambo-Ngcuka tiene previsto visitar tres continentes para pedir medidas contra la violencia de género a todos los niveles y participará en actos en Brasil, la República Democrática del Congo, España y Turquía.
 
Mañana, en Nueva York, Naciones Unidas presentará además su primer marco para prevenir la violencia contra las mujeres, desarrollado conjuntamente por varias agencias de la organización. 

Terminar con toda discriminación contra mujeres y niñas es uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible acordados este año por los líderes de todo el mundo. 

Pese a numerosas medidas en los últimos años, el problema continúa dándose en todos los países del mundo, según la ONU. 

Actualmente, 125 países cuentan con leyes contra el acoso sexual y 119 disponen de leyes contra la violencia doméstica, pero sólo 52 han aprobado leyes referentes a la violación en el matrimonio.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación