Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Mujica: la corrupción mata a la izquierda, lo de Brasil es inexplicable

El expresidente dijo que "tenemos un flagelo adentro de carácter ético. Cuando el afán de hacer plata se mete adentro de la política, nos mata".

El expresidente de Uruguay José Mujica, el pasado domingo 3 de mayo, durante la presentación de su biografía en la Feria del Libro de Buenos Aires, Argentina.

El expresidente de Uruguay José Mujica, el pasado domingo 3 de mayo, durante la presentación de su biografía en la Feria del Libro de Buenos Aires, Argentina.

El expresidente de Uruguay José Mujica, el pasado domingo 3 de mayo, durante la presentación de su biografía en la Feria del Libro de Buenos Aires, Argentina.

Buenos Aires. En una entrevista para el diario español El País, el expresidente de Uruguay, José "Pepe" Mujica, analizó el panorama político de Latinoamérica, más precisamente de la izquierda en Brasil, golpeada por la corrupción, y habla sobre la crisis económica venezolana y los opositores presos en ocasión de un viaje del exmandatario a Buenos Aires para la presentación de un libro sobre su tiempo en el poder: Una oveja negra al poder.

Crítico, Mujica dio su propia definición de populismo: "(El problema es) cuando las medidas que se toman paralizan la economía, porque querés repartir tanto que al final quebrás el interés en el trabajo y la inversión. Si matás eso, no tenés para repartir", aseguró.

En otro momento de la entrevista, el exguerrillero, que pasó 15 años de su vida en la cárcel, se refirió a la corrupción, a la que definió como un flagelo de carácter ético: "Cuando el afán de hacer plata se mete adentro de la política, nos mata a la izquierda".

"¿Por qué prolifera tanto la corrupción? ¿Parece sensato que gente de 60, 70 años se emporque en unos pesos inmundos? ¡Si sabe que tiene poca vida por delante!", afirma. "El tema de tener plata para ser alguien puede ser una herramienta de progreso en el mundo del comercio, donde se corren riesgos empresariales, pero cuando se mete en la política estamos fritos".

Y agregó: "Pasó en Italia, en parte en España. Es inexplicable lo de Brasil. Y (...) en Argentina el vicepresidente está procesado".

El pasado 15 de marzo, cerca de un millón y medio de brasileños salieron a las calles del país para protestar contra la corrupción en el gobierno de Dilma Rousseff, principalmente por el escándalo de la petrolera Petrobras.

Los investigadores afirman que muchos de los proveedores de Petrobras inflaron el precio de los contratos y que parte del dinero adicional fue repartido entre ejecutivos de Petrobras y parte fue distribuido a decenas de políticos.

Preguntado por El País si en Brasil es imposible hacer política sin ceder a la corrupción, el exgonernante afirma que "la democracia moderna es muy cara. "Brasil es muy grande, tiene estados que son como países. Allí hay partidos locales, y el que gana el Gobierno nacional tiene que transar con ellos. Ahí empieza todo", resume.

Sobre la situación de la izquierda, Mujica opinó: "Yo creo que estamos en un momento de retroceso de la izquierda en Europa y cierto grado de estancamiento en América Latina".

Sobre Venezuela

En la misma entrevista, el exgobernante uruguayo habló de la situación venezolana: "Tiene la desgracia del petróleo", disparó.

"¿Cómo va a andar una sociedad en la que cuesta más una botella de agua que un litro de nafta (gasolina)?", dijo Mujica al periodista Carlos E. Cué según lo destaca la entrevista difundida en la página web del periódico.

Sobre el encarcelamiento de los líderes opositores en Venezuela Pepe Mujica señaló que existe un interés en ir preso como técnica de lucha por parte del sector adverso al gobierno. Sin embargo, considera la respuesta gubernamental como "un error".

"Inducen al Gobierno a pasarse de la raya. Le crean una contradicción internacional notable y estos bobos entran. Se lo he dicho a ellos", aseguró Mujica.

Tras dejar la presidencia, al ahora senador Mujica le preocupa "cómo poder contribuir a la formación política de las nuevas generaciones". De momento, sigue en el Senado uruguayo, aunque confiesa que "se me está haciendo insoportable".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación