Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Mujeres en minifalda rechazan abuso sexual en Colombia

Protestaron por la presunta violación de una mujer y por los comentarios del dueño de un local, que sugirió que la forma de vestir de la joven incidió en la agresión sexual

Las manifestantes con pancartas en la que consignaron frases contra los violadores y la violencia doméstica. foto edh / internet

Las manifestantes con pancartas en la que consignaron frases contra los violadores y la violencia doméstica. foto edh / internet

Las manifestantes con pancartas en la que consignaron frases contra los violadores y la violencia doméstica. foto edh / internet

bogotá. En medio de una tormenta mediática por la presunta violación de una joven en el aparcamiento de un reconocido restaurante, unas 20 mujeres, todas con minifalda, se congregaron ayer en una exclusiva zona de Bogotá para rechazar la violencia de género.

Las mujeres se manifestaron frente al restaurante Andrés Carne de Res y lanzaron arengas contra su propietario, cuyas declaraciones en días pasados parecieron justificar la supuesta violación por considerar una joven de 19 años provocó el ataque por usar minifalda. El hecho se registró entre la noche del 1 y el amanecer del 2 de noviembre en una sede del restaurante.

"El pronunciamiento que hizo el señor Andrés Jaramillo (dueño del establecimiento) atenta contra la dignidad de las mujeres. Nos vuelven fetiche de esta sociedad machista y mojigata", expresó a AP la psicóloga y líder política Marcela Clavijo, una de las asistentes a la manifestación.

"La mujer tiene derecho a lucir su cuerpo como le venga en gana. Tenemos derecho a estar en minifalda, con o sin escote.... nada justifica la violencia contra la mujer", agregó Clavijo, de unos 50 años, ante la mirada de docenas de curiosos, especialmente hombres.

La manifestación fue convocada a través de redes sociales, encabezada por Natalia Orduz, una abogada de 29 años.

"No creemos que este plantón vaya a cambiar todo, pero intentamos promover que no se culpe a las mujeres por las agresiones que se cometen contra ellas", dijo la abogada.

Como responsable del presunto abuso, denunciado por la víctima y su familia, fue señalado el abogado Camilo Ramírez Ayala, de 29 años, quien el jueves se presentó ante las autoridades judiciales, que no le asignaron cargos de inmediato. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación