Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Mujer de tiroteo en California juró lealtad al Estado Islámico

Malik, paquistaní­ de 27 años, llegó a Estados Unidos en 2014 con visa de novia y se casó con Syed Farook en California. Tení­an una hija de seis meses

California

La mujer que perpetró la matanza en California junto con su esposo habí­a juradi keaktad al grupo Estado Islámico y a su lí­der a través de Facebook, dijo un agente policial el viernes, en la prueba más contundente hasta la fecha de que pudo tratarse de un ataque terrorista.

El agente dijo que Tashfeen Malik publicó sus textos bajo un alias. Un directivo de Facebook dijo que elogió al lí­der del grupo Estado Islámico en un texto en el momento en que se cree que la pareja irrumpió en un centro de servicios sociales y abrió fuego.

Malik y Syed Farook mataron a 14 personas el miércoles en una fiesta de fin de año del trabajo de él. La policí­a abatió a la pareja musulmana horas después en un tiroteo.

Malik, paquistaní­ de 27 años, llegó a Estados Unidos en 2014 con visa de novia y se casó con Syed Farook en California. Tení­an una hija de seis meses.

(Vista de los efectos personales encontrados en la casa de la pareja acusada de haber perpetrado el tiroteo del pasado miércoles en San Bernardino, California)

Otro funcionario dijo que Malik expresaba "admiración" por el lí­der del grupo extremista en su cuenta en Facebook bajo un seudónimo y que no habí­a señales de que alguien afiliado con el Estado Islámico se hubiera comunicado con ella o le hubiera transmitido instrucciones para operar. Esta fuente también habló bajo la condición de anonimato por no estar autorizado a identificarse.

El FBI investiga la matanza en un centro de servicios sociales del sur de California con un posible acto de terrorismo, pero no habí­a llegado a conclusiones firmes el jueves.

Por otra parte, un agente de inteligencia dijo que Farook habí­a estado en contacto con conocidos extremistas islámicos a través de las redes sociales. Esta fuente también habló bajo la condición de anonimato por no estar autorizado a identificarse.

Sin embargo, otras autoridades desde la policí­a local hasta la secretaria de Justicia, Loretta Lynch, dicen que podrí­a tratarse de un ataque de furia causado por problemas laborales o de una mezcla perversa de religión y venganza personal.

Farook, de 28 años, no tení­a pasado delictivo ni estaba bajo vigilancia de la policí­a local o federal antes del ataque. Sus amigos lo conocí­an por su sonrisa, su devoción islámica y su afición a restaurar autos.

No conocí­an al hombre que según las autoridades se dedicaba junto con su esposa a fabricar bombas caseras y acumular miles de proyectiles para asaltar a la manera de un comando a una reunión de los colegas de Farook del departamento de salud pública de San Bernardino.

"Era una persona de éxito, tení­a un buen trabajo, un buen ingreso, esposa y familia. ¿Qué echaba de menos en su vida?", se preguntó Nizaam Ali, feligrés de la misma mezquita que Farook en San Bernardino.


 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación