Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Nueva Zelanda

Mujer de 36 años espera hijo de niño de 11

El caso salió a la luz luego que el niño pidiera ayuda al director de su escuela para terminar la relación con la mujer.

Mujer de 36 años espera hijo de niño de 11

Mujer de 36 años espera hijo de niño de 11

Mujer de 36 años espera hijo de niño de 11

Una mujer de 36 años abusó de un niño de 11 en Nueva Zelanda y espera un hijo fruto de la relación, reabriendo el debate sobre por qué las mujeres no pueden ser acusadas de violación en ese país, publican medios internacionales.

El niño y la mujer mantuvieron relaciones durante meses, según relató el director del colegio del chico al diario New Zealand Herald.

El hombre describió cómo el niño se le acercó para confesarle la relación que mantenía con la madre de su amigo, la cual un día lo invitó a su casa, lo emborrachó y tuvo relaciones .

Los contactos sexuales entre ambos continuaron durante meses y, aunque el muchacho aseguró ser muy consciente de la situación, confesó que "necesitaba ponerle fin a aquello".

Consternado por la revelación de los hechos, el director acudió de inmediato a los servicios de Infancia y Familia y a la Policía para presentar una denuncia. Desde entonces el caso sigue la vía judicial, con intensa dosis de polémica social.

Tanto la policía como los servicios sociales dicen que la mujer ha negado los hechos, y han declinado hacer más declaraciones.

La mujer y el menor, cuyos nombres no fueron revelados por privacidad, viven en el principal distrito de North Island, en Auckland.

Expertos del área de abusos sexuales a menores opinan que el caso pone de relieve la falta de atención a las mujeres como potenciales criminales, según New Zealand Herald.

El caso, que ha conmocionado a la opinión pública, puso también en la mira la legislación de este país, según la cual el delito de violación se aplica sólo a los hombres, que se enfrentan a una pena máxima de 20 años.

Las mujeres que fuercen a otra persona a tener relaciones sexuales no pueden ser condenadas por violación, sino por abuso sexual, y suelen enfrentarse a un máximo de 14 años de prisión.

Una parte de la sociedad considera discriminatoria esta diferencia, pues sólo los hombres pueden cargar con la condena de violadores y han de pagar un precio más alto que una mujer por un delito idéntico.

Ante ello, la ministra de Justicia, Judith Collins, señaló que "este caso plantea una cuestión importante. Voy a buscar el asesoramiento de expertos sobre si se requiere o no un cambio de la legislación".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación