Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

un muerto y siete heridos en tiroteo

El hecho ocurrió en la Terminal 3 del aeropuerto de Los Ángeles, donde se desató el caos

un muerto y siete heridos en tiroteo

un muerto y siete heridos en tiroteo

un muerto y siete heridos en tiroteo

ESTADOS UNIDOS. Un agente de la Agencia de Seguridad del Transporte de EE.UU. (TSA) resultó muerto y siete personas más heridas al irrumpir ayer en la terminal 3 del aeropuerto de Los Ángeles un individuo con un fusil de asalto con el que disparó indiscriminadamente hasta que fue reducido por la Policía.

La TSA confirmó que uno de sus agentes falleció en el tiroteo. "Estoy profundamente entristecido al tener que informarles que un empleado de la TSA fue asesinado mientras estaba de servicio en el aeropuerto internacional de Los Ángeles. Otros empleados de la TSA resultaron heridos en el tiroteo", indicó el administrador del organismo, John Pistole, en un correo electrónico dirigido a los empleados.

En el correo, Pistole señala que el presunto atacante quedó "bajo custodia".

El atacante es un hombre identificado como Paul Anthony Ciancia, un joven estadounidense de 23 años, quien entró en la terminal, sacó un rifle de asalto de una bolsa y disparó, dijeron las autoridades.

El atacante accedió al área de seguridad y realizó varios disparos antes de adentrarse hacia la rotonda, repleta de público, en la que se encuentran varias puertas de embarque y donde se enfrentó con la policía.

La cadena de televisión CNN indicó que el tirador recibió varios disparos en el pecho antes de ser detenido por la Policía. Las autoridades creen que el sospechoso actuó solo. Y según informaciones citadas por los medios nacionales, los investigadores han encontrado materiales en los que Ciancia expresa un "fuerte sentimiento" en contra del Gobierno e "ira" en particular hacia la TSA.

Por su parte, fuentes del FBI confirmaron que siete personas resultaron heridas en el tiroteo, de las cuales seis fueron ingresadas en hospitales.

"Este acto de violencia nos recuerda los riesgos que los valientes agentes de la TSA afrontan cada día mientras trabajan para proteger a los viajeros", sostuvo en un comunicado Rand Beers, secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

El caos en la terminal

El caos se apoderó del aeropuerto, en cuyo interior aguardaban miles de personas que luego fueron evacuadas tras el tiroteo.

Los distintos testimonios recogidos por los medios coinciden en que se desató el pánico ante las puertas de embarque. La gente corría en busca de las salidas o los lavabos para refugiarse, mientras algunos trataban de parapetarse detrás de sus equipajes.

Una de las personas que aguardan para salir del aeropuerto es José Antonio Torres, periodista de EFE en México, que llegó a la ciudad californiana procedente de Ciudad de México.

"Nos montamos en el autobús que hace el recorrido desde la zona de llegadas a Inmigración y vimos a un grupo de unas 40 o 50 personas en la pista de aterrizaje", relató Torres a la agencia.

Los viajeros con los que aguardaba Torres en la zona de recogida de equipajes esperaban el momento de abandonar las instalaciones mientras trataban de distraerse de distintas maneras.

En Estados han ocurrido otros tiroteos de graves consecuencias como el que causó el joven con síndrome de Asperger que asesinó a 26 niños y maestros en el colegio Sandy Hook antes de suicidarse en diciembre 2012. Y en septiembre pasado un hombre armado mató a 12 personas en la sede Naval de la Armada en Washington. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación