Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Investigan caso en México

"Muerto" gana una alcaldía en Oaxaca

Lenin Carballido, fue electo edil, aunque existía un acta de defunción que señalaba que murió de un coma diabético en 2010. Según autoridades el hombre, acusado de violación, pretendía evitar su arresto

Foto tomada de internet

Foto tomada de internet

Foto tomada de internet

Un hombre fue electo el domingo como alcalde en una comunidad del sureste de México aunque existía un certificado falso que lo daba como fallecido y que ha salido ahora a la luz pública, lo cual es investigado para determinar si podrá asumir el cargo.

Lenin Carballido ganó en los comicios locales en la municipalidad de San Agustín Amatenango, cerca de la ciudad colonial de Oaxaca, en el estado del mismo nombre, y ahora las autoridades investigan cómo es posible que un hombre que estaba certificado falsamente como muerto pudo competir.

Luego de las elecciones en las que fue electo, salió a relucir un certificado de defunción en el que se señala que Carballido -cuyo nombre completo es Leninguer- había muerto en 2010 de un coma diabético.

Carballido realizó una campaña proselitista en la que encabezó reuniones y colocó fotos de él mismo en todo alrededor de la comunidad de 1,400 residentes con frases como "Unidos por el desarrollo".

Autoridades en Oaxaca dijeron el jueves a la AP que el certificado de defunción había sido redactado y firmado por un empleado del registro civil, pero que la información era falsa.

Funcionarios refirieron que un familiar del ahora alcalde electo utilizó el certificado de muerte para convencer a la policía que suspendiera una orden de arresto en contra de Carballido por una acusación de haber participado en una violación en 2004.

El partido izquierdista de la Revolución Democrática (PRD), en el que milita Carballido, dijo que fueron engañados por el candidato.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación