Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Muertes por ébola en África superan los 5 mil

Hay 14 mil contagios. La transmisión se mantiene intensa en Guinea, Liberia y Sierra Leona y la incidencia de casos sigue aumentado en Sierra Leona, especificó hoy la OMS en un comunicado.

Las autoridades de Malí mantienen en cuarentena a decenas de persosnas por sospecha de padecer ébola

Las autoridades de Malí mantienen en cuarentena a decenas de persosnas por sospecha de padecer ébola

Las autoridades de Malí mantienen en cuarentena a decenas de persosnas por sospecha de padecer ébola

La epidemia de ébola en África Occidental ha alcanzado los 14.098 contagios, de los cuales 5.160 han sido mortales, según el último informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La transmisión se mantiene intensa en Guinea, Liberia y Sierra Leona y la incidencia de casos sigue aumentado en Sierra Leona, especificó hoy la OMS en un comunicado.

"Hay algunas evidencias de que la incidencia de casos ya no está creciendo en Guinea y en Liberia, pero algunos incrementos elevados persisten en Sierra Leona", agregó.

Por países, el informe recoge 1.878 casos en Guinea, de los cuales 1.142 han muerto.

En Liberia, se contabilizan 6.822 contagios, de los cuales 2.836 han fallecido.

En Sierra Leona, se han registrado 5.368 infectados, de los cuales 1.169 han muerto.

La OMS reiteró en su último informe que los casos de infecciones y de decesos son en realidad muchos más, pues no todos se registran.

Hoy mismo, la agencia sanitaria de las Naciones Unidas informó de que Mali había anunciado la muerte de un enfermero que había dado positivo de ébola.

Este segundo foco de ébola en Mali no guarda relación con la primera víctima, una niña de dos años que había viajado al país desde su Guinea natal y falleció el 24 de octubre tras desarrollar la enfermedad.

Según las primeras investigaciones, el origen de este segundo foco de ébola en Mali fue un hombre de 70 años residente en Guinea que, tras ser tratado en su país, fue admitido en la clínica Pasteur de Bamako, donde trabajaba el enfermero.

El hombre sufría de insuficiencia renal y de ello murió el 27 de octubre, sin que se le hicieran test para determinar si era portador del virus del Ébola.

Un amigo que lo visitó en el hospital también murió posteriormente de una enfermedad sin diagnosticar, por lo que "ambos se consideran casos probables de ébola. No hay muestras de ninguno de ellos para poder analizar", especificó la OMS, que cuenta cuatro casos y cuatro muertes en Mali.

Hasta la fecha, desde que comenzó este brote de ébola en marzo pasado, se han infectado 564 trabajadores sanitarios, de los cuales 320 han muerto.

En los tres países más afectados, 19 de los 53 centros de tratamiento planeados están ahora funcionando.

Un 91 por ciento de los pacientes que buscaron tratamiento médico del 27 de octubre al 2 de noviembre pudieron ser aislados.

Asimismo, el informe de la OMS especifica que hay un total de 140 equipos de enterramiento actuando sobre el terreno y que, hasta la fecha, se han registrado 4.400 entierros dignos pero seguros.

El cadáver es el mayor foco de transmisión del ébola, dado que es cuando hay más presencia del virus en el cuerpo y cuando éste es más virulento.

Esta es la más devastadora epidemia de ébola desde que la enfermedad fue descubierta en 1976 en la República Democrática del Congo, cerca del río que le dio el nombre.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación