Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Muere otra exmiss de un disparo durante marchas

La exreina de belleza de turismo en Carabobo es la quinta víctima en el marco de las protestas La joven de 22 años recibió un disparo en la cabeza y fue trasladada a un hospital donde falleció

En la imagen de la izquierda se ve a Génesis Carmona cuando ingresa al hospital herida; a la derecha, durante una sesión fotográfica. foto edh /internet

En la imagen de la izquierda se ve a Génesis Carmona cuando ingresa al hospital herida; a la derecha, durante una sesión fotográfica. foto edh /internet

En la imagen de la izquierda se ve a Génesis Carmona cuando ingresa al hospital herida; a la derecha, durante una sesión fotográfica. foto edh /internet

VENEZUELA. Una estudiante y reina local de belleza murió a causa de un disparo que recibió en la cabeza durante una protesta contra el gobierno en el estado central de Carabobo, según un alcalde venezolano.

Se trata de Génesis Carmona, una joven de 22 años que fue Miss Turismo Carabobo 2013 y falleció cerca del mediodía del miércoles, dijo el alcalde del municipio San Diego, Enzo Scarano, a la agencia The Associated Press.

Scarano, alcalde opositor de uno de los 14 municipios del estado centro costanero de Carabobo, relató que la joven fue alcanzada por una bala el martes cuando desconocidos armados, a bordo de motocicletas, dispararon contra manifestantes de la oposición en la ciudad de Valencia, ubicada a unos 150 kilómetros al oeste de Caracas.

Carmona es la quinta persona que muere durante las protestas que ya llevan varios días en Venezuela y la segunda reina de belleza que ha fallecido asesinada en el país en poco más de un mes.

A principios de enero la actriz y ex Miss Venezuela Mónica Spear, de 29 años, y su exesposo murieron baleados por delincuentes mientras se encontraban varados en una autopista en un suceso que conmocionó al país.

Eso despertó el descontento de los venezolanos que han salido a las calles a protestar por la inseguridad que vive el país, además de la crisis económica y la escacez.

Durante los últimos ocho días, varias protestas callejeras se han multiplicado en la capital y otras ciudades del país, dejando a unos dos centenares de detenidos.

De esas multitudinarias manifestaciones contra el chavismo, el presidente Nicolás Maduro acusa al dirigente opositor Leopoldo López, de 42 años, afirmando que encabeza un complot "fascista" financiado por Estados Unidos, pero tanto López como los EE.UU. han negado las acusaciones de Maduro.

López, quien afirma que se siente un "perseguido político" de los chavistas, se entregó el martes a las autoridades para enfrentar los delitos por los que lo acusa el gobierno de Maduro, tras las protestas del 12 de febrero en las que murieron tres jóvenes.

Hermética audiencia

Bajo un gran hermetismo y aduciendo razones de "seguridad", ayer le realizaron una audiencia judicial a López en el Centro de Procesados Militares, en Ramo Verde, donde permanece detenido.

Los abogados de López denunciaron pretensiones de violar el debido proceso con la decisión de las autoridades de realizar la audiencia en la cárcel militar.

También explicaron que podría ser imputado de los delitos de homicidio intencional y terrorismo. Sin embargo, el gobierno no ha presentado pruebas de sus acusaciones.

"No queremos que se produzca un juicio carcelero, una audiencia oral dentro de un recinto penitenciario", dijo Juan Carlos Gutiérrez, uno de los abogados de López.

La decisión fue tomada por la jueza 16 de Control de Caracas, Ralenis Tovar Guillén, debidio a los hechos que se suscitaron ayer frente al Palacio de Justicia, donde un grupo de estudiantes se presentó para apoyar al dirigente y fueron atacados por afectos al oficialismo, informó El Universal.

Varios centenares de manifestantes se apostaron frente a los tribunales penales para acompañar a López en su audiencia, pero la sede del Palacio de Justicia, en el centro de la capital, amaneció rodeada de varias decenas de guardias nacionales que portaban equipos antimotines, añade.

En otras ciudades del país también hubo más protestas contra el gobierno.

La esposa del dirigente opositor, Lilian Tintori, afirmó ayer que el proceso que afronta su marido tras haberse entregado a la Justicia no está respaldado por razones jurídicas sino políticas.

"Tengo muchísima fe y no tengo duda que no hay ninguna prueba que pueda culpar a Leopoldo López de ningún crimen", afirmó Tintori.

Van tras otro opositor

Entre tanto, la alianza que agrupa a la oposición venezolana confirmó ayer que existe una orden de detención contra el político opositor Carlos Vecchio, coordinador del partido de Leopoldo López, en lo que tildó de una "operación de persecución" por parte del Gobierno.

"Es absolutamente inaceptable, pues es nueva evidencia de la naturaleza de este Gobierno y de su modo inescrupuloso de utilizar el poder", dijo el responsable de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), Ramón Guillermo Aveledo, en rueda de prensa.

La MUD también convocó a una movilización este sábado 22 de febrero para exigirle al Gobierno nacional el desarme de grupos violentos afines al chavismo que, aseguran, han atacado a opositores.

Esos grupos han dicho que defenderán el chavismo con las armas. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación