Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Misión de la Eurocámara viajará a Venezuela a revisar respeto a los derechos humanos

Eurodiputados afirman que su preocupación no es injerencia sino solidaridad con su frágil situación democrática en dicho país.

Protesta contra el régimen de Venezuela en Madrid.

Protesta contra el régimen de Venezuela en Madrid.

Protesta contra el régimen de Venezuela en Madrid.

Bruselas. Una misión del Parlamento Europeo (PE) viajará a Venezuela a mediados del mes de julio para contrastar sobre el terreno el respeto a los derechos humanos en el país y mantener encuentros con las autoridades y representantes de la sociedad civil, confirmaron ayer fuentes de la Eurocámara.

La delegación, que contará con un máximo de 12 eurodiputados, se espera que esté integrada casi en su totalidad por españoles, entre ellos la presidenta de la subcomisión de Derechos Humanos del PE, Elena Valenciano (PSOE) y el número dos del PP en la Eurocámara, Luis De Grandes, indicaron las fuentes.

El eurodiputado, secretario general de Podemos y único miembro de esa formación española en la comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo Pablo Iglesias, descartó formar parte de la misma, confirmaron fuentes de su gabinete.

La situación de los Derechos Humanos en Venezuela fue ayer objeto de debate en la subcomisión de Derechos Humanos del PE con representantes de la oposición y de las víctimas de las guarimbas y del que se ausentó por voluntad propia el embajador venezolano ante la UE, Antonio García, según dijo Valenciano, presidenta de la subcomisión.

"Creo que la sesión de hoy (ayer) sobre los derechos humanos en Venezuela ha dejado en claro que las instituciones europeas tienen la obligación de pronunciarse sobre la vulneración de los derechos humanos, no solo allí sino en cualquier parte del mundo. Venezuela es una democracia herida de muerte", dijo Beatriz Becerra, eurodiputada liberal y vicepresidenta de la subcomisión de derechos humanos.

"Debemos pronunciarnos cuando consideramos que se violenta ese código universal que son los derechos humanos", subrayó por su parte, desde la bancada socialista Ramón Jáuregui, haciendo referencia a que en la última sesión de Asamblea Parlamentaria birregional los latinoamericanos no quisieron pronunciarse sobre Venezuela por considerarlo injerencia en asuntos internos. Cosa parecida sucedió en la Cumbre CELAC-UE (10-11-06). "Nuestra crítica la hacemos desde la amistad y la solidaridad con Venezuela para que haya elecciones sin presos políticos, en paz y sin violencia tampoco por la oposición ", afirmó.

Según Luis de Grandes, eurodiputado español del bloque conservador, la Eurocámara espera "que antes del 5 de enero, como dice la Constitución venezolana haya elecciones legislativas en paz, democráticas y libres y que los anuncios de supuestos golpes no sean un pretexto para no celebrarlas". —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación