Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ministro recomienda no lavarse el pelo si escasea el champú

El funcionario venezolano cree que la escasez de productos básicos se debe a una "guerra económica"

La caída de precios internacionales del petróleo es ingrediente extra a la frágil economía venezolana, y su letal escasez.

La caída de precios internacionales del petróleo es ingrediente extra a la frágil economía venezolana, y su letal escasez.

La caída de precios internacionales del petróleo es ingrediente extra a la frágil economía venezolana, y su letal escasez.

El champú está siempre en las listas de compra de los venezolanos. Pero ahora el champú -que utiliza algunos ingredientes derivados de petróleo-, ha pasado a ser una de las cosas básicas que escasean, se ha unido a la lista de los "preciados": papel higiénico, cereales, comestibles o medicinas, que muchas veces solo se encuentra en el mercado negro.

Eso es lo que ha provocado que el Gobierno anuncie sanciones contra los que comercian productos básicos en la calle, en el mercado negro.

Y para estar a tono, "para ser un buen revolucionario", el ministro para el Ecosocialismo, Hábitat y Vivienda de Venezuela, Ricardo Molina, ha recomendado a los ciudadanos no lavarse el pelo si no encuentran champú en los supermercados, donde también hay una gran escasez de desodorante, jabón y pañales. "Si por la revolución tenemos que dejar de hacerlo, lo haremos", ha asegurado Molina.

En recientes declaraciones a la cadena oficialista Globovisión, el funcionario pidió sacrificios ante la escasez de productos, durante la entrega de unas viviendas en Caracas.

Molina acusó de esta escasez a la "guerra económica", de confundir a la gente que se queja porque "no consigue el champú de tal marca". El champú es solo uno de los productos que contienen derivados del petróleo, y que se unen a la larga lista de bienes que escasean en ese país.

El año pasado el ministro también hizo otras polémicas declaraciones, cuando amenazó con despedir a los trabajadores que militen en partidos opositores. "No me importa en absoluto lo que dicen las normas laborales", aseguró en un video de YouTube, en el señalaba que no aceptaría que "nadie venga a hablar mal de la revolución, a criticar a Nicolás (Maduro) o a hablar mal del comandante (Hugo Chávez)".

La escasez de productos básicos es tan grave para los venezolanos como para el gobierno izquierdista la caída del precio internacional del petróleo (a menos de $80 por barril).

El efecto del crudo

Y es que los venezolanos tiemblan cada vez que caen los precios del petróleo. Según un reportaje del diario español ABC, advierte que "a la vista de la actual tendencia del crudo y del agravamiento de la crisis que se avecina, el presidente, Nicolás Maduro, ya anda pregonando que la culpa es del contrabando, del mercado negro... y de Estados Unidos, país al que acusó de «inundar el mercado del petróleo para bajar los precios y perjudicar a Rusia y a Venezuela»".

El crudo venezolano ha rozado estos días los 76 dólares el barril, su valor más bajo desde 2010. "La agencia Bloomberg estima que los ingresos de Venezuela podrían disminuir este año en unos 10,000 millones de dólares. Muy grave sería entonces el impacto de la caída de los precios en las cuentas fiscales", reseña ABC.

Según el Bank of America Merril Lynch, si continúa el declive en la cotización del crudo, el Estado necesitará una "financiación adicional" de 12,000 millones de dólares, lo que requería aplicar duros ajustes en 2015 o hacer uso de las ya mancilladas reservas de dinero. Consecuencias de la merma de ingresos del petróleo serán una creciente falta de divisas para adquirir alimentos y bienes de equipo y el aumento de una inflación que ya está fuera de control. "Vamos a pasar por una grave situación económica. El gobierno se verá obligado a devaluar la moneda, a aumentar el precio de la gasolina y a disminuir o interrumpir las dádivas que se le vienen dando a Cuba y otros países a través de Petrocaribe", afirma José Toro Hardy, exdirector de PDVSA.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación