Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ministro: Ahora se elabora droga en Argentina

Periodistas están en riesgo por investigar a bandas

El ministro de Defensa, Agustín Rossi, es el primer funcionario kirchnerista que admite que el flagelo del narcotráfico está arreciando en el país sudamericano. foto edh / archivo

El ministro de Defensa, Agustín Rossi, es el primer funcionario kirchnerista que admite que el flagelo del narcotráfico está arreciando en el país sudamericano. foto edh / archivo

El ministro de Defensa, Agustín Rossi, es el primer funcionario kirchnerista que admite que el flagelo del narcotráfico está arreciando en el país sudamericano. foto edh / archivo

ARGENTINA. El ministro de Defensa argentino, Agustín Rossi, admitió ayer que Argentina ha dejado de ser un país de tráfico de estupefacientes para convertirse en un país de consumo y elaboración de drogas y pidió reforzar los esfuerzos para luchar contra el narcotráfico.

"La Argentina era un país de tránsito, y ahora es un país de consumo, y lo más grave que también es de elaboración", dijo Rossi a radio Rivadavia.

Según Naciones Unidas y el departamento de Estado de Estados Unidos, Argentina ocupa en la actualidad el primer puesto en consumo de cocaína de todo América y el tercero de marihuana.

El ministro de Defensa solicitó "poner toda la inteligencia policial" a combatir el avance de la criminalidad organizada en el país, aunque rechazó la participación de las Fuerzas Armadas, vetadas por la Constitución.

Las provincias norteñas, fronterizas con Bolivia y Paraguay, figuran junto a las centrales de Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires como las más castigadas por el narcotráfico, pero las redes de tráfico de estupefacientes se extienden también a otras regiones.

En Mendoza, unos 1,050 kilómetros al oeste de Buenos Aires, tres periodistas tuvieron que ser protegidos con custodia policial tras conocerse que una banda de narcotraficantes planeaba atentar contra ellos, confirmó ayer a Efe el director del diario "El Sol de Mendoza", Jorge Hirschbrand.

Los tres reporteros, cuyo nombres no se han dado a conocer, investigaron durante dos años al grupo de narcotraficantes conocido como "Los angelitos de la Yaqui", supuestamente liderado por Sandra Yaquelina Vargas, que opera en el Campo Papa, un barrio pobre de Mendoza.

Según Hirschbrand, la custodia policial a los periodistas "no ha modificado la línea editorial del diario", que seguirá investigando las redes de tráfico de drogas aunque trabajan "con todas las precauciones lógicas".

Las amenazas a los tres periodistas suman un capítulo más al preocupante incremento de las muertes relacionadas con el tráfico de drogas en Argentina, que en los últimos meses ha experimentado un estallido de violencia con la lucha territorial de los narcotraficantes por el comercio de estupefacientes.

En noviembre de 2011 la Iglesia católica hizo una dura advertencia sobre el avance del narcotráfico.—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación