Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Militares retirados exigen la destitución de Nicolás Maduro

El militar retirado Yoel Acosta Chirinos, miembro del movimiento golpista del 4 de febrero de 1992 junto a Hugo Chávez. foto edh / tomada de www.laverdad.com/

El militar retirado Yoel Acosta Chirinos, miembro del movimiento golpista del 4 de febrero de 1992 junto a Hugo Chávez. foto edh / tomada de www.laverdad.com/

El militar retirado Yoel Acosta Chirinos, miembro del movimiento golpista del 4 de febrero de 1992 junto a Hugo Chávez. foto edh / tomada de www.laverdad.com/

VENEZUELA. Según informó ayer el diario español ABC, un grupo de militares retirados, que hace 22 años acompañó al desaparecido Hugo Chávez en su golpe de Estado del 4 de febrero de 1992, ha pedido la renuncia del gobernante Nicolás Maduro y la convocatoria de nuevas elecciones, porque considera que Venezuela es "un barco que hace aguas".

En sus declaraciones a la prensa local, los exgolpistas Yoel Acosta Chirinos y Carlos Guyón, compañeros de armas de Chávez, sostienen que "la renuncia de Maduro y de los ministros es inevitable, mientras más tiempo pasa es un sacrificio inútil".

Los dos participaron como asambleístas del Movimiento V República (MVR) fundado por Chávez, en la redacción de la Constitución de 1999. Actualmente lideran el partido Vanguardia Bicentenaria Republicana (VBR) que, en su opinión, "crece en votos". Sostienen que el VBR nació para "reconquistar el proyecto originario del 4-F, no para cargos clientelares".

Los comandantes retirados acusan a Maduro de ser "el responsable del deterioro del país porque fue ministro de Chávez y ahora presidente, y no tomó las medidas necesarias para resolver los conflictos".

Ambos hicieron un llamamiento a los militares en activo para devolver la institucionalidad al país y salvar la democracia. Pero aclararon que "no de manera violenta sino poniéndose al lado del pueblo". "En la Fuerza Armada Bolivariana hay una reserva moral y ética que debe hacer respetar la Constitución. Los militares no están para llenarse de dólares y luego huir del país. Tienen que asumir la responsabilidad histórica de salvar la democracia".

Acosta Chirinos y Guyón sostienen que "la renuncia de Maduro abre el camino para hacer los cambios que dependerán de los acontecimientos" y señalan los pasos constitucionales: la autoridad parlamentaria asume provisionalmente la presidencia y debe convocar elecciones en 30 días.

Los militares retirados creen que el lapso de tiempo es corto, pero indicaron que se puede lograr por la "voluntad política porque los hermanos chavistas han reaccionado y quieren una solución al conflicto. De lo contrario se producirá una explosión social. ¡Esto es inaguantable!", exclamaron.

Venezuela se ha visto sacudida desde febrero por protestas de universitarios y opositores, esencialmente de clase media, en contra de la desbordada inflación —que alcanzó en mayo una tasa anual de 60.9 %—, el desabastecimiento de bienes básicos y un alto índice de delincuencia.

La escasez es palpable en la mayoría de los comercios de Caracas, donde abundan estantes vacíos mientras que en algunos mercados se observan largas filas de personas para comprar todo tipo de productos luego de visitar varias tiendas y de pasar varios días de búsqueda.

El socialista Maduro acusa a la oposición y al sector empresarial de promover "una guerra económica" para desestabilizar a su gobierno, que consistiría en generar desabastecimiento y especular con los precios.

Los violentos incidentes ocurridos en Caracas y otras ciudades han dejado 43 muertos, 873 heridos y más de 2,500 detenidos, de los cuales 174 permanecen arrestados, según registros de la Fiscalía General.

Los diálogos entre el régimen chavista y representantes de la oposición, que se plantearon como una forma de detener la violencia, están suspendidos desde hace más de un mes. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación