Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Miles retornan a casa tras terremoto en Chile, gobierno evalúa daños

La cifra de muertos por el sismo magnitud 8.2 subió a seis

Un grupo de personas evacuó hacia lo alto de un cerro en la ciudad de Valparaíso durante la alerta de tsunami tras el terremoto. Foto/ EFE

Un grupo de personas evacuó hacia lo alto de un cerro en la ciudad de Valparaíso durante la alerta de tsunami tras el terremoto. Foto/ EFE

Un grupo de personas evacuó hacia lo alto de un cerro en la ciudad de Valparaíso durante la alerta de tsunami tras el terremoto. Foto/ EFE

Miles de personas retornaban a sus hogares la mañana del miércoles tras ser evacuadas luego de un potente terremoto y tsunami que sacudieron el norte de Chile, mientras el amanecer develaba la magnitud de los daños en una zona declarada en estado de catástrofe.

La presidenta Michelle Bachelet viajó a la región afectada para evaluar en terreno las consecuencias del desastre natural, que dejó al menos seis muertos y causó derrumbes en rutas e inundaciones en el borde costero, además de algunos incendios acotados.

Imágenes de televisión mostraron vías bloqueadas por derrumbes, al tiempo que los pobladores retornaban paulatinamente a sus viviendas, algunas con muebles y techos destruidos por el fuerte movimiento.

Autoridades locales dijeron que pequeñas embarcaciones resultaron dañadas por el efecto de la entrada del mar.

El sismo de magnitud 8.2 ocurrió a las 2346 GMT del martes y tuvo su epicentro en el Océano Pacífico a 86 kilómetros al noroeste de la ciudad de Iquique y a unos 20 kilómetros de profundidad, lo que fue seguido por un tsunami de olas menores.

Las autoridades continuaban además las labores de búsqueda de cientos de reclusas de un penal en la ciudad de Iquique que escaparon mientras eran evacuadas debido a la alerta de tsunami.

El desastre evocó el devastador terremoto de magnitud 8.8 y potente tsunami de hace cuatro años que dejaron más de 500 muertos.

Sin embargo, la preparación sísmica del país permitió que las zonas afectadas fueran evacuadas en calma, evitando problemas de orden público y muertes. En meses recientes se habían efectuado simulacros de terremoto y tsunami en la zona.

La armada chilena levantó alrededor de las 0900 GMT del miércoles la alerta de tsunami que todavía mantenía para la zona norte y centro del país.

Bachelet decretó zona de catástrofe en el área afectada, lo que implica el desplazamiento del Ejército y de la policía para coordinar en terreno la entrega de ayuda y el mantenimiento del orden público tras la fuga de 300 presas de un recinto carcelario en medio del sismo.

"El balance total de los daños lo podemos conocer a cabalidad con mayor claridad con el paso de las horas y también cuando se pueda recorrer con la luz del día las zonas afectadas", dijo Bachelet.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, expresó su solidaridad con Chile tras el terremoto.

"El Gobierno brasileño se pone a disposición para ayudar a nuestros hermanos chilenos en lo que sea posible", dijo la mandataria en su cuenta de la red social Twitter.

Aunque el sismo azotó el corazón de la zona minera chilena, la estatal Codelco -la mayor productora de cobre del mundo- dijo que el epicentro estuvo lejos de sus operaciones.

Los trabajadores de Collahuasi, una de las mayores minas de cobre del mundo, fueron evacuados tras el terremoto, aunque el yacimiento no fue afectado por el sismo, dijo un líder sindical. Se esperaba retomar las operaciones en las próximas horas.

El puerto Patache, que sirve a la minera, seguía cerrado la mañana del miércoles hasta que no se realizara una evaluación técnica, dijeron autoridades marítimas.

Algunos analistas estiman que la producción de la industria minera se verá afectada por medidas de evacuación preventiva en faenas y puertos tras el sismo.

Las clases de los colegios fueron suspendidas para esta jornada en espera de una normalización de las actividades en las ciudades del borde costero del norte chileno, mientras que el suministro de energía regresaba paulatinamente en las principales ciudades.

La aerolínea LAN dijo que 23 vuelos de la zona norte fueron suspendidos, lo que había afectado a unos 4,500 pasajeros, pero que la situación se iría normalizando con la reapertura de los terminales aéreos.

Tras el terremoto, una seguidilla de sismos se han percibido en un área que no había sufrido grandes movimientos telúricos en más de 130 años, de modo que el terremoto reciente habría liberado una cantidad importante de energía acumulada, aunque expertos no descartaron nuevos eventos.

Chile, que al igual que otros países está ubicado en la zona altamente sísmica del "Anillo de Fuego" del Pacífico, tiene una larga historia de fuertes sismos, entre ellos el más potente del que se tenga registro en todo el mundo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación