Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Miles protestan en Londres contra la austeridad

Dicen que el pueblo es castigado por una crisis que no provocaron

Miles marcharon al parlamento ayer durante una manifestación contra la austeridad en Londres, Inglaterra. foto EDH/EFE

Miles marcharon al parlamento ayer durante una manifestación contra la austeridad en Londres, Inglaterra. foto EDH/EFE

Miles marcharon al parlamento ayer durante una manifestación contra la austeridad en Londres, Inglaterra. foto EDH/EFE

LONDRES. Miles de personas se congregaron ayer frente al Banco de Inglaterra para participar en una marcha de protesta por los programas de austeridad del gobierno británico y cortes de gastos, en una demostración de fuerza para llamar la atención sobre la situación de los pobres.

La marcha comenzó con ambiente festivo. Los manifestantes encendieron bengalas rojas en el distrito financiero llenando de humo las calles estrechas y sinuosas. Una banda empezó a tocar música mientras los participantes de la marcha desplegaban carteles y lanzaban globos camino de la Plaza del Parlamento.

Aunque la manifestación se propuso como una marcha pacífica, los manifestantes estaban indignados por los cortes en el sector público destinados a enjugar los déficits del gobierno, que se abultaron cuando Gran Bretaña rescató a los bancos en peligro durante la crisis financiera de 2008. Los manifestantes sostienen que el pueblo es castigado por una crisis de la que no fue culpable.

Activistas sociales, dirigentes sindicales y otros grupos unieron fuerzas para protestar por los cortes en servicios públicos, bienestar social y educación que se anticipan cuando el gobierno presente su presupuesto el mes próximo.

"Estoy harto con todos los que dicen que van a promover la austeridad", se quejó Lindsey German, alto directivo de la Coalición Paren la guerra. "Han enriquecido a los ricos y empobrecido a los pobres y van a seguir así".

La cantante Charlotte Church exhibió un cartel con la leyenda "Pongan fin a la austeridad ahora" y explicó que se solidarizaba con quienes creen que los cortes han sido excesivos.

"Será el comienzo de una campaña de protestas, huelgas, acción directa y desobediencia civil a lo largo y ancho de la nación", afirmó Sam Fairbairn, de la organización People's Assembly, organizadora de la marcha.

"No descansaremos hasta que la austeridad quede en el olvido, nuestros servicios vuelvan a estar en manos públicas y se antepongan las necesidades de la mayoría".

El portavoz del Gobierno griego, Gavriil Sakelaridis, afirmó en un comunicado que "las concentraciones masivas en Londres, Berlín, París, Dublín y Roma han enviado un fuerte mensaje: la austeridad no puede continuar". —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación