Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Miles protestan en Guatemala contra corrupción

Se manifiestan contra el gobierno de Otto Pérez a quien le exigen que renuncie al cargo como ya lo hizo la vicepresidenta

Miles exigieron ayer la renuncia del presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, fuera del Palacio Nacional. foto edh / APCientos de cristianos se reunieron ayer en el Centro Histórico de Guatemala para orar por el fin de la corrupción. foto edh /EFE

Miles exigieron la renuncia del presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, tras las revelaciones de la Cicig. Foto EDH

Miles exigieron ayer la renuncia del presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, fuera del Palacio Nacional. foto edh / APCientos de cristianos se reunieron ayer en el Centro Histórico de Guatemala para orar por el fin de la corrupción. foto edh /EFE

GUATEMALA. Miles de guatemaltecos se congregaron ayer en el Centro Histórico de la capital para protestar contra los actos de corrupción atribuidos al gobierno del presidente Otto Pérez Molina.

La masiva protesta, convocada por docenas de organizaciones sociales, reunió a los asistentes frente al Palacio Nacional de la Cultura, antigua sede de gobierno, situado en el centro capitalino.

El gobierno de Pérez Molina sufrió el pasado 8 de mayo la renuncia de su vicepresidenta, Roxana Baldetti, después de que se viera vinculada a una millonaria estructura de corrupción.

El escándalo provocó la creación de un movimiento social denominado #RenunciaYa, que realizó múltiples demostraciones de calle para exigir la dimisión de la vicepresidenta.

El grupo convocó a través de redes sociales a miles de guatemaltecos a reunirse ayer para exigir también la salida de Pérez Molina del gobierno.

La mayoría de los manifestantes, quienes portaba banderas de Guatemala y mantas en las que solicitaban un alto a la corrupción, se unieron para cantar el himno del país al unísono, una hora después de convocada la marcha.

La multitud llenó la amplitud de la Plaza de la Constitución, situada entre el Palacio Nacional de la Cultura y la Catedral Metropolitana, además de algunas calles aledañas al centro.

La marcha tuvo eco en Quetzaltenango, la segunda urbe más importante del país, al igual que en la ciudad colonial de Antigua Guatemala.

Horas antes también cientos de guatemaltecos se reunieron en la misma Plaza de la Constitución para orar por el fin de la corrupción y la crisis política que atraviesa el país.

Con cánticos y lecturas de pasajes bíblicos, el grupo de cristianos, que se unió sin denominación alguna, pidió por el cese de la violencia en el país y el fin de la corrupción.

Los participantes elevaron sus oraciones durante la salida del Sol, para después caminar alrededor de la plaza.

La Plaza de la Constitución es el lugar que ha recibido a miles de manifestantes desde que se descubrió el pasado 16 de abril una trama de corrupción que involucra a funcionarios del Gobierno.

La Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y el Ministerio Público (MP) desarticularan la red de estafa aduanera y fiscal llamada "La Línea", que involucra a funcionarios del Estado.

La estructura criminal que se asocia a la exvicepresidenta Baldetti era presuntamente dirigida por Juan Carlos Monzón Rojas, su exsecretario privado, prófugo de la justicia.

Baldetti, quien tomó el cargo en enero de 2012, renunció al cargo y afirmó que el objetivo de su dimisión era enfrentar una posible investigación en su contra por parte de las autoridades. Y ahora su sustituto, designado el pasado jueves por el Congreso, es Alejandro Maldonado Aguirre, exmagistrado de la Corte de Constitucionalidad (CC).

Los investigados

Después de la renuncia de Baldetti, la vinculación de tres ministros del gobierno de Pérez Molina con otros posibles hechos de corrupción ha contribuido a que la exigencia de los grupos opositores se mantenga vigente.

La investigación, realizada por la CICIG y el MP, ha permitido, hasta ahora, la captura de 29 personas, entre ellos Omar Franco y Carlos Muñoz, extitulares de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT).

Este no es el único caso de corrupción atribuido al Gobierno guatemalteco. El viernes también presentó su renuncia el ministro guatemalteco de Energía y Minas, Érick Archila, investigado por una comisión del Parlamento por supuestos hechos de corrupción en los sobrecostos de estudios para la construcción de proyectos hidroeléctricos en Guatemala que se habrían adjudicado "de dedo" a una empresa brasileña (nota aparte).

Una comisión del Congreso también investiga al ministro de Salud Pública y Asistencia Social, Luis Enrique Monterroso, por el desabastecimiento de medicamentos en centros de salud del Estado.

Asimismo, el pasado jueves, la Corte Suprema de Justicia resolvió dar trámite a una denuncia por corrupción contra la ministra de Ambiente, Michelle Martínez, por lo que el Congreso deberá evaluar si le retira la inmunidad. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación