Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Miles marchan contra Maduro y piden que renuncie al poder

Opositores dicen que viene nueva etapa de lucha contra el chavismo en Venezuela

Una partidaria de la oposición observa la multitudinaria protesta contra Maduro ayer en Caracas, mientras sostiene una pancarta con la fotografía de Leopoldo López. Foto edh/Reuters

Una partidaria de la oposición observa la multitudinaria protesta contra Maduro ayer en Caracas, mientras sostiene una pancarta con la fotografía de Leopoldo López. Foto edh/Reuters

Una partidaria de la oposición observa la multitudinaria protesta contra Maduro ayer en Caracas, mientras sostiene una pancarta con la fotografía de Leopoldo López. Foto edh/Reuters

VENEZUELA. Miles de opositores venezolanos, entre ellos el dirigente Carlos Vecchio, buscado por la Justicia, se manifestaron ayer en Caracas en favor de la "libertad" y respondiendo al llamado hecho por el líder preso Leopoldo López, que convocó a una "nueva etapa de lucha" contra el régimen de Nicolás Maduro.

López pidió a Maduro que renuncie a la Presidencia a través de una carta distribuida ayer entre los cientos de miles de personas que marcharon en contra de su gestión, un escrito en el que calificó al gobernante de "dictador de Venezuela".

"Desde la cárcel le pido a Dios que te ilumine para que des el paso valiente y patriota de renunciar y así abrirle paso a un mejor futuro para todos los venezolanos", se lee en la carta de López que fue leída por su esposa, Lilian Tintori, ante los que atendieron a la convocatoria.

"También quiero decirte, a ti y a los que te acompañan, que de no dar el paso que te corresponde, nos tendrás a millones de venezolanos en las calles y fuera de ella, luchando para lograr el cambio político que nos corresponde como derecho, cuyas vías consagra nuestra Constitución", apunta López en la carta, quien permanece en la cárcel militar de Ramo Verde desde el pasado 18 de febrero acusado de incitar a la violencia en las protestas del 12 de febrero.

Luego le dice a Maduro: "Te invito a que desde la soledad del poder de quien no tiene la capacidad de conducir los destinos de la nación y solo le ha quedado la represión y la violencia, a que pienses cómo sería Venezuela si tu renunciaras".

Los manifestantes marcharon desde diferentes puntos de la capital venezolana hasta una de las principales avenidas del este caraqueño, desde donde estudiantes y políticos se dirigieron al público en una tarima, incluyendo al dirigente opositor Carlos Vecchio, sobre quien pesa una orden de captura.

"Venezuela vive uno de los momentos políticos más difíciles de su historia contemporánea, se nos pone a prueba a nosotros como nación (...) se han restringido todas las libertades, y cuando digo libertad me refiero a la libertad de la patria", dijo Vecchio.

Vecchio, coordinador político del partido Voluntad Popular (VP), recalcó que seguirán marchando por "la libertad" de Venezuela, subrayando que el "pueblo sufre frente a una cúpula corrupta del poder" que tiene el chavismo.

El alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, exigió "la liberación inmediata" de Leopoldo López, los alcaldes opositores Daniel Ceballos y Enzo Scarano y los estudiantes detenidos por las protestas.

"Detengan la persecución contra los alcaldes, los gobernadores, pero lo más importante, la persecución contra los ciudadanos que simplemente quieren una Venezuela mucho mejor", señaló Ledezma.

Ceballos, alcalde de San Cristóbal, fue arrestado esta semana con base en una supuesta orden judicial que le señala por "rebelión civil" y "agavillamiento" (asociación para delinquir) en relación con los hechos de violencia en la capital del estado Táchira.

Scarano, alcalde de San Diego fue condenado el mismo día por el Tribunal Supremo a 10 meses y 15 días de prisión por desacatar una sentencia que le obligaba a impedir la colocación de barricadas a quienes protestan contra Maduro.

Por su parte, el líder de la oposición venezolana y gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles, aseguró a periodistas que "el movimiento social" que se mantiene en las calles "crecerá más".

Aprovechó para criticar a la Organización de Estados Americanos (OEA), luego de que el viernes el Consejo Permanente de ese organismo bloqueara a la dirigente opositora María Corina Machado que expusiera la crisis en Venezuela.

"La OEA hace rato que no sirve, la OEA hay que repensarla, la OEA se la tragó la burocracia, se la tragaron los intereses de los Gobiernos de turno", sostuvo.

También la congresista estadounidense, Ileana Ros-Lehtinen, cuestionó la actuación de la OEA. Y el Centro Robert F. Kennedy denunció la violación de los derechos en Venezuela (ver notas aparte).

Venezuela vive una oleada de protestas contra el Gobierno de Maduro desde hace más de un mes que han dejado más de 400 heridos y más de un millar de detenidos, entre ellos los dos alcaldes.

Suben a 33 los muertos

De igual manera, la cantidad de muertos en el marco de las protestas va en aumento.

Ayer las autoridades confirmaron que dos venezolanos más murieron tras recibir disparos durante disturbios.

Argenis Hernández, de 26 años, fue baleado en el abdomen mientras se manifestaba al pie de una barricada en la ciudad central de Valencia.

Según testigos, un motorista no identificado intentó cruzar la barricada y ante la negativa de los manifestantes abrió fuego y huyó, hiriendo a Hernández, que perdió la vida en la madrugada de ayer en un hospital cercano.

Medios locales aseguraron que el presunto asesino pertenece a uno de los grupos armados leales al Gobierno, conocidos como "colectivos".

Y a unos 750 kilómetros al suroeste de allí, en la ciudad de San Cristóbal, Wilfredo Rey, de 31 años, falleció la noche del viernes luego de recibir un balazo en la cabeza y otro en un brazo de parte de grupos irregulares, según testigos.

Rey, que no participaba de la protesta, fue impactado cuando acudió a atender a un herido de bala en el tórax.

"Llegaron a bordo de un vehículo azul, aprovechando que la Guardia Nacional abrió paso por el puente que comunica con el Barrio Obrero, se ubicaron y dispararon en múltiples oportunidades y huyeron", relataron los vecinos.

Pero a pesar de que las protestas opositoras acumulan ya siete semanas no hacen ceder a Maduro, que llegó hace apenas hace 11 meses a la presidencia tras unas reñidas elecciones.

También los opositores -en su mayoría estudiantes- permanecen firmes en las calles reclamando por el alto costo de la vida, la acuciante escasez de bienes básicos y la alarmante inseguridad de las que culpan a Maduro, cuyo gabinete de Economía ha anunciado que a partir de abril iniciará el proceso para el racionamiento de alimentos que el chavismo llama "abastecimiento seguro" (más información en siguiente página). —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación