Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Miles huyen de Katmandú en busca de comida

El número de muertos ya supera los 4,000 y el de heridos los 7,000 tras el terremoto del sábado

ONG dicen que es "crucial" proporcionar agua, alimentos y saneamiento de emergencia. foto edh / ap

ONG dicen que es "crucial" proporcionar agua, alimentos y saneamiento de emergencia. foto edh / ap

ONG dicen que es \"crucial\" proporcionar agua, alimentos y saneamiento de emergencia. foto edh / ap

Katmandú. La capital de Nepal es una ciudad arrasada y abatida por el dolor y el pánico a las réplicas. Después de dos días de temblores, miles de personas intentan huir de la ciudad en busca de agua y comida.

Los que se quedan pelean por los alimentos, hacen interminables colas para conseguir gasolina y duermen al raso. Un millón de niños necesita ayuda urgente.

El ministro de Trabajo de Nepal, Tek Bahadur Gurun, hace un llamamiento dramático ante los medios de comunicación. "No sólo necesitamos comida y ropa para los heridos. Nos hace falta material pesado, como excavadoras y grúas, para los rescates y, también para retirar los cadáveres".

Esta capital, de un millón de habitantes, es un lugar arrasado del que muchos intentan escapar. Soportan colas en las gasolineras, y surgen peleas durante los repartos de comida.

"No hay ayuda del Gobierno. El Ejército nos está dando agua, pero para conseguirla tienes que estar en la cola durante horas", lamenta Manoj Sah, un residente de origen indio, al contar que la gente aguanta con fideos y con lo que puede conseguir, mientras los precios de los alimentos se han disparado y ya cuestan el doble.

Es urgente atender a aquellos que aún puedan estar con vida y llevar ayuda a las treinta mil personas que se cobijan bajo lonas en parques y recintos deportivos. Muchos están enfermos y heridos. Algunos no tienen ni colchón. Hasta el Presidente del país ha dormido en una tienda de campaña por los daños que ha sufrido su palacio.

El número de muertos en el terremoto de 7.8 grados que golpeó el sábado Nepal superó los 4,000 y el de heridos los 7,000, mientras un número indeterminado de personas sigue desaparecido, informaron ayer fuentes oficiales. El Ministerio del Interior indicó que el número de muertos es de 4,252, de los que al menos 493 cuerpos permanecen aún en depósitos de cadáveres de hospitales, y que unos 7,000 heridos son atendidos en centros sanitarios, según el diario local The Himalayan.

Por su parte, el Ejército nepalí informó ayer de que quedan supervivientes atrapados en 19 puntos de Katmandú como hoteles, bancos y otros edificios, de acuerdo con el diario nepalí República.

Al mismo tiempo, prosiguen las tareas de evacuación con helicópteros en el Everest, donde un número indeterminado de escaladores permanecen atrapados tras las avalanchas provocadas por el terremoto y que causaron la muerte de 22 personas, heridas a 51 y unas 200 continúan en paradero desconocido.

Varios países han enviado ya su asistencia y la comunidad internacional se moviliza para hacer llegar toneladas de suministros y ayuda a la nación asiática.

El secretario de Estado de EE. UU., John Kerry, confirmó que cuatro estadounidenses murieron como consecuencia del sismo del sábado en Nepal y anunció la donación de 9 millones de dólares para ayudar en las tareas de rescate y respuesta ante el terremoto. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación