Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

EE.UU.

Al menos 170 detenidos tras tiroteo entre bandas en Texas

El enfrentamiento registrado el domingo dejó 9 muertos y 18 heridos. Autoridades han recuperado alrededor de 100 armas vinculadas al suceso

Al menos 170 detenidos tras tiroteo entre bandas en Texas

Al menos 170 detenidos tras tiroteo entre bandas en Texas

Al menos 170 detenidos tras tiroteo entre bandas en Texas

Las autoridades de la ciudad texana de Waco anunciaron hoy la detención de 170 personas y el comienzo de una larga investigación sobre el tiroteo que este domingo dejó 9 muertos y 18 heridos, durante un caótico enfrentamiento entre cinco bandas de motoristas rivales.

La investigación sobre el tiroteo en un restaurante de Waco continúa hoy con decenas de agentes desplegados en el lugar de los hechos y muchos interrogantes pendientes, entre ellos el de si los nueve motoristas muertos fallecieron a consecuencia de los disparos de las bandas rivales o de los de la policía.

La policía de Waco indicó a primera hora de la mañana que había detenido a 192 personas en relación con el suceso, pero unas horas más tarde rebajó esa cifra.

"Esas 170 personas están acusadas de implicarse en el crimen organizado en relación con un caso de asesinato en primer grado", dijo en una conferencia de prensa el sargento Patrick Swanton.

"Esta es la escena de crimen más violenta y truculenta con la que he lidiado nunca", subrayó Swanton, de la policía de Waco.

Según el sargento, las autoridades locales recibieron amenazas "durante toda la noche" de parte de bandas de motoristas y están preparadas para la posibilidad de que haya más violencia en la localidad.

"Tenemos un plan de contingencia para lidiar con esos individuos si intentan causar problemas", aseguró el sargento.

El juez de paz Pete Peterson estableció sendas fianzas de 1 millón de dólares por cada uno de los detenidos en relación con el suceso, según informó el diario local "Waco Tribune-Herald".

"Creo que es importante enviar un mensaje. Han matado a nueve personas en nuestra comunidad. Esta gente llegó aquí y la mayoría no eran de esta ciudad", afirmó Peterson.

Las autoridades han recuperado alrededor de 100 armas vinculadas al suceso, que comenzó con una discusión en los servicios de un restaurante de la franquicia Twin Peaks, se convirtió luego en una trifulca con navajas dentro del establecimiento y más tarde en un tiroteo en el aparcamiento compartido con el restaurante Don Carlos.

"Me sorprendió que no tuviéramos civiles inocentes muertos o heridos", reconoció hoy Swanton.

Antes del incidente, la policía de Waco había desplegado varias unidades en el área del estacionamiento del restaurante, tras haber recibido información de que varias bandas de motoristas se dirigían a Twin Peaks y que "las posibilidades de violencia eran significativas", explicó hoy Swanton.

"Estos policías no estaban de incógnito. No había duda de que (los motoristas) sabían que estábamos a segundos de distancia y que íbamos a responder, pero no les importó", afirmó el sargento.

Dieciocho agentes de la policía de Waco respondieron "entre 30 y 45 segundos" después de que comenzara el enfrentamiento entre las bandas, y abrieron fuego contra los agresores después de que algunos dispararan en su dirección, precisó.

El sargento afirmó que cinco bandas de motoristas estuvieron involucradas en el tiroteo, pero dijo que la policía no divulgará sus nombres a lo largo de la investigación para no "darles publicidad".

No obstante, una declaración jurada emitida por el juez de paz Peterson y obtenida por el diario "Waco Tribune-Herald" identifica a dos de las bandas como los Cossacks y los Bandidos, y afirma que los nueve muertos en el suceso procedían solo de esos dos grupos.

Los Bandidos extienden su poder a trece países, además de EE.UU., y la Justicia estadounidense la considera una "creciente amenaza criminal", con aproximadamente 900 miembros en 93 células y envuelta en transporte y distribución de cocaína, marihuana y metanfetaminas, droga que también produce, según el Departamento de Justicia.

Las autoridades tienen previsto permanecer hasta el anochecer en el lugar de los hechos, donde están inspeccionando más de cien vehículos relacionados con el incidente, explicó Swanton.

El sargento aseguró que las autoridades habían alertado antes del incidente a los dueños de Twin Peaks de la posibilidad de que se registrara violencia en su restaurante, y criticó a los dueños por no haber negado la entrada a las bandas de motoristas.

"La lección de esto es que si tienes a un departamento de policía pidiendo tu asistencia como negocio, tienes que prestar atención. De lo contrario, ocurrirán cosas malas", indicó Swanton.

La Comisión de Bebidas Alcohólicas de Texas (TABC) suspendió hoy durante siete días la licencia de venta de alcohol del restaurante Twin Peaks, y Swanton confió en que los dueños del establecimiento no abrieran las puertas al público durante esta semana.

Poco después, la empresa que gestiona la marca Twin Peaks informó en un comunicado de que ha revocado "de inmediato" el acuerdo de franquicia con los dueños de ese establecimiento, que "ignoraron las alertas" policiales y pusieron en peligro a sus clientes.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación