Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Matan a general de EE. UU. en un ataque en Afganistán

Según autoridades, en el tiroteo sufrieron heridas hasta 15 militares más, entre ellos un brigadier-general alemán

El general estadounidense Harold J. Greene, de 55 años. foto edh / ap

El general estadounidense Harold J. Greene, de 55 años. foto edh / ap

El general estadounidense Harold J. Greene, de 55 años. foto edh / ap

KABUL. Estados Unidos sufrió este martes su baja de rango más alto en combate desde los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Un soldado afgano mató a un general estadounidense e hirió a 14 efectivos de la coalición en un ataque con una ametralladora en una academia de entrenamiento militar en Kabul, según el portavoz del Pentágono, el contraalmirante John Kirby.

Agregó que el pistolero fue abatido enseguida.

El general asesinado fue identificado como Harold J. Greene, uno de los principales responsables de la transición de las operaciones de seguridad a las fuerzas afganas, reveló el Pentágono.

El general estaba al frente de las operaciones de entrenamiento y desarrollo de las Fuerzas de Seguridad Nacional de Afganistán.

Durante su dilatada carrera militar había estado destinado también en Iraq y, entre sus distinciones, figuran la "Legión del Mérito" y la "Medalla de Servicio Meritorio".

Greene, general de dos estrellas, es el militar estadounidense de mayor rango muerto en un ataque desde los atentados del 11 de septiembre de 2001, en los que perdió la vida otro general norteamericano de tres estrellas.

El Ejército alemán dijo que 14 soldados de la coalición resultaron heridos, entre ellos un general germano.

"El general alemán herido, cuya vida ya no está en peligro, está recibiendo tratamiento médico", dijo ISAF.

Otros siete soldados estadounidenses y cinco británicos figuraban entre los heridos, según el funcionario afgano.

El presidente afgano condenó el ataque y dijo que la delegación estaba visitando la instalación para ayudar a reforzar a las fuerzas de seguridad locales.

El soldado afgano usó una ametralladora ligera, según el funcionario estadounidense.

Ataques de este estilo han erosionado la confianza entre los aliados y complicado los esfuerzos para entrenar a las fuerzas de seguridad locales que cuentan con 350 mil hombres.

En el 2012, decenas de incidentes obligaron a las fuerzas internacionales a tomar medidas para reducir la interacción con sus socios afganos y desde entonces el número de ataques internos cayó marcadamente. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación