Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Masivo rechazo a la reelección sin fin de Ortega

Diversos sectores salieron ayer a las calles ante la inminente ratificación de las reformas constitucionales en la Asamblea

Dirigentes de partidos de oposición y organizaciones civiles protestaron ayer contra las reformas constitucionales. foto edh / EFE

Dirigentes de partidos de oposición y organizaciones civiles protestaron ayer contra las reformas constitucionales. foto edh / EFE

Dirigentes de partidos de oposición y organizaciones civiles protestaron ayer contra las reformas constitucionales. foto edh / EFE

NICARAGUA. Cientos de nicaragüenses, entre representantes de la sociedad civil y partidos políticos, marcharon ayer contra las reformas constitucionales que permiten la reelección indefinida del presidente Daniel Ortega, a quien acusan de pretender perpetuarse en el poder.

Los manifestantes, quienes habían protestado por las reformas antes de su aprobación en diciembre, marcharon desde la rotonda Hugo Chávez, en el casco viejo de Managua, hasta las inmediaciones de la Asamblea Nacional, en donde develaron por segunda vez el monumento del periodista Pedro Joaquín Chamorro, asesinado hace 36 años durante la dictadura de Anastasio Somoza.

La estatua fue inaugurada por la Asamblea Nacional en septiembre del año pasado, pero lo hizo en un acto, que los manifestantes consideraron no se correspondió con la altura del periodista Chamorro, quien fue elevado a figura de héroe nacional por los diputados.

Carlos Tínnerman, directivo del Movimiento Por Nicaragua, dijo a los periodistas que se eligió el 10 de enero para hacer la manifestación, porque es una fecha en la que el país perdió a Chamorro, entonces director del diario La Prensa y férreo opositor de la dictadura de la época.

"Pedro Joaquín representó la lucha contra la reelección presidencial y la continuidad en el poder de la dictadura de los Somoza, ahora la constitución como la pretenden reformar va a permitir el continuismo de la familia Ortega en el poder", afirmó Tínnerman, quien fue ministro de Educación durante el gobierno sandinista de los años 80.

Las reformas constitucionales que permiten la reelección indefinida a Ortega, fueron aprobadas por la mayoría del gobernante Frente Sandinista en diciembre pasado, pero deben ser ratificadas este año en una segunda votación de acuerdo con la Constitución.

En la marcha que se desarrolló sin mayores incidentes, se mostraron pancartas reclamando "Independencia entre los poderes del Estado" y una "Verdadera lucha contra la corrupción".

"Estamos inaugurando el 2014 y todas las protestas que haremos serán para rechazar la reelección, la dictadura, la represión, el abuso del poder y en pro de la libertad de opinión y de la democracia", dijo Ana Margarita Vigil, presidenta del disidente Movimiento Renovador Sandinista.

"El legado de mi padre sigue vivo, su lucha por un país con plenas libertades, elecciones creíbles, no reelección y una democracia real, sigue siendo un anhelo de la mayoría de los nicaragüenses", dijo a la AP, el también periodista Carlos Fernando Chamorro, quien participó de la marcha.

Ortega no rinde informe

Por su parte, Ortega cumplió ayer el segundo año de su segundo mandato de Gobierno consecutivo sin rendir el informe anual ante la Asamblea Nacional y en medio de la protesta de la oposición contra sus ansias de reelegirse.

Ortega, de 68 años y quien retornó a la Presidencia el 10 de enero de 2007 y fue reelegido en noviembre de 2011 para otro mandato de cinco años, no acudió a dar cuentas ante el Parlamento, el cual inició un nuevo período con la mirada puesta en ratificar la reforma constitucional que instaurará la reelección presidencial indefinida y dará más poderes a Ortega.

Según la Constitución nicaragüense, el presidente debe "presentar a la Asamblea Nacional, personalmente o por medio del vicepresidente, el informe anual y otros informes y mensajes especiales", y aunque no especifica en cuál fecha, tradicionalmente se ha hecho el 10 de enero, aniversario del inicio del mandato.

Un diputado del grupo parlamentario sandinista dijo que aún no sabe cuándo presentará o enviará Ortega su informe anual al Congreso, pero no descartó que lo haga en este primer trimestre, al igual que en 2013.

Los sandinistas, que cuentan con mayoría calificada en el Congreso (64 de 92 diputados), impulsarán la aprobación en segunda y definitiva instancia de la reformas, dijo el diputado oficialista Gustavo Porras.—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación