Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Masacre en Honduras por riña entre bandas de narcos

Enfrentamiento dejó entre ocho y 12 víctimas; las autoridades confirman cuatro

Imagen de archivo del decomiso y posterior destrucción de un alijo de droga en La Mosquitia, en el departamento Gracias a Dios, al norte de Honduras. foto edh /Internet

Imagen de archivo del decomiso y posterior destrucción de un alijo de droga en La Mosquitia, en el departamento Gracias a Dios, al norte de Honduras. foto edh...

Imagen de archivo del decomiso y posterior destrucción de un alijo de droga en La Mosquitia, en el departamento Gracias a Dios, al norte de Honduras. foto edh /Internet

TEGUCIGALPA. Un enfrentamiento en el Caribe de Honduras entre presuntos traficantes de drogas dejó un saldo de entre ocho y 12 personas muertas, incluido un nicaragüense, informó el viceministro de Defensa de ese país, Carlos Funes.

El hecho se registró en la madrugada del lunes en la aldea Belén, en la región de Brus Laguna, en el departamento caribeño de Gracias a Dios, conocida popularmente como La Mosquitia, precisó el viceministro hondureño a la Radio HRN en Tegucigalpa.

Este choque "dejó entre ocho y 12 personas muertas, incluyendo mujeres, niños y un nicaragüense", identificado como Víctor Javier Francis alias "El Muco" o "Misco", de 30 años, a quien señalan como uno de los narcotraficantes de la zona, indicó el funcionario (leer nota aparte).

Sin embargo, aclaró que por ahora tienen confirmada la muerte de cuatro personas porque son los cadáveres que han encontrado, pero señaló que por la forma de operar de esas bandas no descartan que otros cuerpos estén ocultos, publica el periódico hondureño El Heraldo, en su edición electrónica de ayer.

De hecho reveló que el cadáver de uno de los fallecidos, identificado nada más con el alias de "El Mexicano", fue incinerado y sepultado en una área cercana al lugar del enfrentamiento, añade el diario.

También dice que los otros cadáveres son de dos hombres identificados como Fredy Otoniel Ávila Ramos y Julio Ramos, ambos parientes y miembros de "la banda de Fredy", consigna el periódico.

"No descartamos la información de que haya más personas fallecidas o personas heridas en este enfrentamiento, pero las personas (fmuertas) confirmadas son cuatro", dijo el viceministro en declaraciones citadas por El Heraldo.

Funes agregó al medio que el cadáver del nicaragüense presentaba al menos cinco disparos de arma de fuego y fue rescatado por personas desconocidas, que lo habrían trasladado a su país.

El enfrentamiento, según el funcionario, se produjo entre bandas de narcotraficantes "por el dominio de territorio".

El Heraldo apunta que según los informes de inteligencia de Defensa, el enfrentamiento se originó después de que uno de los integrantes del grupo de "El Muco" fue asesinado, lo que derivó en la eliminación de los integrantes de los grupos rivales.

Jeremías Arévalo, vocero de las Fuerzas Armadas de Honduras, agregó que el grupo de "El Muco" se enfrentó a una banda de narcotraficantes encabezada por el hondureño Fredy Mármol.

Según informó el general René Osorio, jefe de las Fuerzas Armas, se enfrentaron peleando el control de 700 kilos de cocaína que estaban en disputa.

Mientras tanto, miembros de la Fuerza Naval y del Ejército realizaban un operativo en la zona para "recabar más información sobre el hecho".

Las autoridades de Defensa señalaron que coordinan operaciones con militares nicaragüenses en la frontera común de La Mosquitia, que se extiende entre ambos países para dar captura a los hombres que transportan el cuerpo de "El Muco".

Iban a un entierro

El Heraldo consigna que el ataque se habría originado en horas de la mañana cuando los pobladores de Belén y Evans acudían a un entierro y fueron sorprendidos en medio del sepelio por las balas que asesinaron a varios de los pobladores que acudían a dar el último adiós a un vecino de la comunidad.

Y relata que "el terror se apoderó de los habitantes de la zona, donde mujeres y niños buscaban refugiarse y salvarse del tiroteo que, según testigos, duró unos 10 minutos".

"Era la guerra, no respetaron ni a niños ni mujeres, los disparos no cesaban y temíamos lo peor. El choque de los grupos en este lugar es permanente, pero nunca se había hecho en un cementerio, esto es algo que no vamos a olvidar. No sabemos cuántos son los muertos que dejó este enfrentamiento", dijo un poblador de la zona, cuenta el periódico.

La matanza ocurrió a unos 270 kilómetros al noreste de esta capital, un área a donde llegan de Sudamérica cargamentos de cocaína que cárteles mexicanos trasladan a Estados Unidos. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación