Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Estados Unidos

Masacre en California: 14 muertos causa un tiroteo

La policía dijo anoche que dos sospechosos fueron abatidos

Los servicios de emergencias informaron que trasladaron a unos 17 heridos tras el tiroteo.

Los servicios de emergencias informaron que  trasladaron a unos 17  heridos tras el tiroteo. | Foto por Agencia AP

Los servicios de emergencias informaron que  trasladaron a unos 17  heridos tras el tiroteo.

CALIFORNIA.  Las Fuerzas de Seguridad multiplicaban anoche sus esfuerzos para capturar a los pistoleros que, fuertemente armados y con pasamontañas y chalecos antibalas, asesinaron a unas 14 personas e hirieron a 17 en el Inland Regional Center, una instalación social dedicada a la rehabilitación y que atiende mayoritariamente a personas con discapacidad física, en el condado San Bernardino, estado de California.

Tres individuos, “con un estilo militar”, según el jefe de Policía, Jarrod Burguan, llegaron poco antes del mediodía en un vehículo todoterreno deportivo de color negro y polarizado, irrumpieron en el edificio y abrieron fuego contra todo aquel que hallaban. 

Aunque durante casi una hora la Policía pensó que podían estar aún en las instalaciones, el responsable policial dijo que habían huido. 

Más tarde, Burguan anunciaba que un hombre y una mujer sospechosos de estar implicados en el tiroteo fueron abatidos en un enfrentamiento con la Policía. 

Los dos vestían “ropa de asalto” y portaban fusiles de asalto y granadas, dijo.

El jefe policial explicó que la investigación llevó a vigilar una vivienda en la cercana población de Redlands de la que salió un vehículo aparentemente vinculado al tiroteo, lo que desembocó en una persecución y un posterior intercambio de disparos entre los sospechosos y la policía. 

Agregó que se detuvo a una persona después de que fue vista corriendo cerca de la zona del tiroteo entre agentes y los dos sospechosos. No estaba claro si esa persona está vinculada con el tiroteo. 

Tampoco descartaron que haya más fugitivos.

A la escena llegaron un equipo de élite de la SWAT (especialistas de la Policía), el FBI, la CIA y la Policía Local. 

Expertos en desactivación de explosivos llegaron a la zona para analizar lo que se pensaba que podía ser un artefacto colocado por los propios asaltantes, aunque finalmente no se confirmó tal extremo. Los agentes tampoco encontraron armas en el interior del centro de rehabilitación.

Burguan apuntó al llamado terrorismo doméstico, de motivación ideológica, ya que, según explicó, “vinieron a hacer lo que hicieron, a cumplir una misión”.

Los testigos que lograron escapar de la encerrona mortal relataron en el exterior que se veían “muchos cuerpos en el suelo del edificio” durante los minutos de máxima tensión. 

Al cierre de esta nota, las autoridades seguían el operativo en la zona residencial en Redlands, en busca de más sospechosos.

Por otro lado, el director asistente del FBI en Los Ángeles, David Bowdich, dijo que se desconoce cuál fue el móvil del tiroteo y agregó que no se descarta la “posibilidad” de que sea un acto de terrorismo. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación