Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Más de 27,000 policías y militares darán seguridad en referendo en Bolivia

El próximo domingo los bolivianos votarán si aceptan o rechazan una reforma constitucional que permita al presidente Evo Morales volver a postularse en 2019. 

Evo Morales, gobernante de Bolivia.

Evo Morales, gobernante de Bolivia. | Foto por Archivo

Evo Morales, gobernante de Bolivia.

Más de 27.000 policías y militares se desplegarán este domingo en las nueve regiones de Bolivia para contribuir a la seguridad durante la jornada electoral en que los bolivianos votarán si aceptan o rechazan una reforma constitucional que permita al presidente Evo Morales volver a postularse en 2019. 

"Se ha previsto un desplazamiento en todo el país de 15.000 personas de la Policía y más de 12.300 del Ejército que tienen la función de garantizar que exista un desempeño con normalidad de la consulta del domingo 21", dijo en una rueda de prensa en La Paz la presidenta del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Katia Uriona. 

Indicó que el material requerido para la votación ya ha sido distribuido en los nueve departamentos y en los 33 países donde se habilitarán mesas para el voto de bolivianos en el exterior.

Siga leyendo: Meta es reducir oposición, dice el expresidente de Bolivia

Los bolivianos acudirán a las urnas este domingo para aprobar o rechazar con su voto una reforma constitucional planteada por el oficialismo para que Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera puedan volver a ser candidatos en 2019. 

Ambos iniciaron su primer mandato en 2006, el segundo en 2010, el tercero en 2015 y aspiran a presentarse nuevamente en busca de un cuarto mandato hasta 2025. 

Aunque la Constitución promulgada por Morales hace siete años establece que solo están permitidos dos mandatos consecutivos, el presidente y García Linera pudieron presentarse a las elecciones de 2014 por un fallo del Tribunal Constitucional que avaló que su primera gestión no cuenta para ese cómputo porque el país fue refundado en 2009.

La reforma que se someterá a consulta plantea modificar el artículo 168 de la Constitución para ampliar de dos a tres los mandatos presidenciales consecutivos permitidos, al sustituir el término "una sola vez" por "dos veces" para las reelecciones. 

Más de 6,5 millones de ciudadanos han sido habilitados para votar en el referendo, de los que unos 6,2 millones viven en el país y 258.991 en el exterior. 
Uriona anunció que se pondrá en marcha un sistema de "transmisión segura y rápida" de las actas por el que, a partir de las 18.00 hora local (22.00 GMT), el reporte de las mesas electorales donde haya concluido la votación será fotografiado y difundido en la página web del TSE.

En esa labor participarán más de 3.500 personas, quienes enviarán desde cada recinto las imágenes al TSE para su difusión, con el objetivo de que los ciudadanos realicen un seguimiento específico al desarrollo de la votación, indicó la funcionaria. 

Este sistema permitirá, al mismo tiempo, "una acumulación progresiva de los resultados", según el sistema vaya reportando los datos desde cada acta, agregó. 

Lea también: Más del 50% no quiere reelección de Evo Morales

El TSE centrará sus actividades el domingo en la ciudad de Sucre (sureste), la capital constitucional de Bolivia, debido a que el organismo nacional asumió la administración del tribunal departamental de la región de Chuquisaca tras la destitución en noviembre pasado de todos los vocales de esa entidad. 

A las 19.30 del domingo (23.30 GMT), los vocales del TSE harán un resumen de la jornada electoral y prevén dar algunos datos parciales reportados mediante el sistema de transmisión de actas. 

La normativa electoral boliviana establece un plazo de siete días para que el TSE dé a conocer los resultados oficiales de la votación, si bien en esta ocasión se espera tener "un avance significativo" en 48 horas, según la presidenta del TSE.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación