Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Mandela fue ejemplo de paz, perdón, democracia y humanismo en el mundo

El expresidente logró que blancos y negros pudieran votar

Julio de 1990. La primera ministra británica Margaret Thatcher estrecha la mano de Mandela, tras una reunión en Londres. Muchos creen que ella ayudó a poner fin al "apartheid". edh /archivo

Julio de 1990. La primera ministra británica Margaret Thatcher estrecha la mano de Mandela, tras una reunión en Londres. Muchos creen que ella ayudó a poner fin al...

Julio de 1990. La primera ministra británica Margaret Thatcher estrecha la mano de Mandela, tras una reunión en Londres. Muchos creen que ella ayudó a poner fin al \"apartheid\". edh /archivo

Nelson Mandela logró lo que muchos consideraban imposible después de su liberación de prisión en 1990 al construir una democracia donde, tanto los blancos como los negros, pudieran votar.

Pero ha sido criticado por muchos que dijeron que el acuerdo que le dio a la mayoría negra, una mayor participación en la política, dejó a la minoría blanca a cargo de la economía y los grandes negocios. Esa brecha entre ricos y pobres en Sudáfrica, la mayor economía del África subsahariana, continúa actualmente. Para algunos en el continente, es una mancha en el legado de Mandela.

Sin embargo, África ha cambiado dramáticamente en la última cuarta parte del siglo desde que Mandela dejó su celda de prisión, convirtiéndose en un icono en un continente que, durante décadas, sólo parecía alcanzar los titulares debido a la guerra, el hambre y la corrupción.

Fue un ejemplo...

Ahora hay más democracias que en ningún otro momento de la historia de África. Pero muchos líderes no siguen el ejemplo de Mandela, quien prometió estar un período de Gobierno en el cargo y así lo hizo. Ganó la presidencia en 1994 y se retiró en 1999.

"Estamos en problemas en África. Nos quedamos sin líderes", aseguró Catherine Ochieng, una maestra en la ciudad de Kisumu, en el oeste de Kenia. "Nadie llena los zapatos de Mandela. Los dictadores que tienen hambre de poder matarán el sueño de África", agregó.

A lo largo del África subsahariana, varios presidentes han estado en el poder durante años, mediante enmiendas a la Constitución o fraudes electorales, usualmente después de prometer cambiar el orden previo.

Los líderes de Guinea Ecuatorial, Angola, Zimbabue y Camerún han estado en el poder tres décadas o más. Otra media docena aproximadamente, como los de Uganda, Sudán, Chad, Burkina Faso y Eritrea, han estado en el cargo durante unos 20 años o más.

Otros, incluyendo las autoridades de la República Democrática del Congo, Gabón y Kenia, son hijos de presidentes.

"Lo que me duele es que los africanos no hayan aprendido nada de la lucha de Nelson Mandela. Por ejemplo, mire a nuestros líderes. Toman el poder como algo a lo que no deben renunciar sino pasar sus familiares", explicó Moussa Diabate, un chofer en Costa de Marfil.

Su país se sumió en un breve conflicto en 2011, cuando el expresidente Laurent Gbagbo se negó a entregar el poder después de una elección que perdió ante un rival.

"El ejemplo de Sudáfrica nos inspiró y les pedimos a otros líderes africanos que sigan su ejemplo para permitirnos avanzar aún más", dijo Dark Tshibanda, un contador de la República Democrática del Congo, que ha sufrido guerras, rebeliones y décadas de malos gobiernos del hombre fuerte del país, Mobutu Sese Seko.

Los tributos de los líderes africanos mostraron que la influencia de Mandela había ayudado a cambiar las reglas del continente.

"No es coincidencia que en los años que siguieron a la liberación de Mandela gran parte de África se haya inclinado hacia la democracia y el imperio de la ley", escribió el presidente de Ghana, John Dramani Mahama, en un artículo en el New York Times.

"No fue sólo Nelson Mandela quien se transformó durante esos años de encarcelamiento. Fuimos todos. Y África es mucho mejor gracias a eso", agregó.

Otro de los legados de Mandela fue su lucha contra el Sida en Sudáfrica, por lo que enfocó esfuerzos en recaudar millones de dólares para luchar contra la enfermedad.

Esa lucha contra el Sida se volvió absolutamente personal a comienzos del 2005, cuando perdió a su único hijo vivo por esa enfermedad.—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación