Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Un maestro muere y 106 son detenidos en protesta en México

Exigen salarios atrasados para 12,000 trabajadores

Socorristas trasladan a un maestro que resultó heridos en los enfrentamientos. foto edh / ap

Socorristas trasladan a un maestro que resultó heridos en los enfrentamientos. foto edh / ap

Socorristas trasladan a un maestro que resultó heridos en los enfrentamientos. foto edh / ap

ACAPULCO. Un hombre murió y más de un centenar de maestros fueron detenidos por varias horas tras el enfrentamiento que protagonizaron con policías en el puerto mexicano de Acapulco, informaron ayer fuentes sindicales.

Manuel Salvador Rosas, de la Coordinadora Estatal de los Trabajadores de la Educación de Guerrero (Ceteg), dijo a Radio Fórmula que la víctima fue el maestro jubilado Claudio Castillo Peña, de 65 años.

"Perdió la vida a las 4:00 a.m. horas por los golpes que recibió", señaló Rosas, quien añadió que Castillo Peña era uno de los maestros "detenidos que se llevaron a los hospitales de Acapulco", en el sureño estado de Guerrero.

La CETEG exige el pago de salarios demorados para 12,000 trabajadores administrativos de magisterio de un total de unos 84,000 (74,000 maestros) en todo Guerrero.

Los inconformes exigen además la aparición con vida de 43 estudiantes de la escuela rural de maestro de Ayotzinapa –desaparecidos hace cinco meses en un ataque de policías confabulados con narcotraficantes– quienes de acuerdo con la investigación federal fueron asesinados, sus cuerpos calcinados y lanzados a un río.

El subsecretario de Protección Civil de Guerrero, Raúl Miliani, confirmó a la misma emisora la muerte del profesor jubilado, quien —dijo— fue trasladado en una ambulancia de esa corporación a un hospital con "traumatismo de cráneo".

El abogado de los familiares de 43 estudiantes desaparecidos en Guerrero, Vidulfo Rosales, informó que de los 106 maestros detenidos, han sido liberados 99.

Rosales denunció un uso "irracional y excesivo" de las fuerzas policiacas. "No había necesidad de matar a una persona, ellos ya tenían controlada la situación", indicó.

Después de un bloqueo de varias horas de la vía hacia el aeropuerto de Acapulco por parte de integrantes de la Ceteg y de un infructuoso diálogo con las autoridades, un grupo de manifestantes impactó un autobús contra la valla de agentes federales que resguardaban el acceso a la terminal aérea.

Los agentes respondieron la agresión con el uso de toletes y gas lacrimógeno contra los manifestantes, lo que derivó en un enfrentamiento en el que los maestros utilizaron palos, tubos y piedras.

La Secretaría de Gobernación indicó que en los incidentes resultaron heridos por lo menos siete policías y cinco maestros. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación