Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Maduro quita al que dirigía las finanzas de Chávez

Exvicepresidente Jorge Giordani critica a Maduro por falta de liderazgo y gastos descontrolados

El exvicepresidente de Planificación de Venezuela Jorge Giordani en la sede del Banco Central de Venezuela (BCV). foto edh / efe

El exvicepresidente de Planificación de Venezuela Jorge Giordani en la sede del Banco Central de Venezuela (BCV). foto edh / efe

El exvicepresidente de Planificación de Venezuela Jorge Giordani en la sede del Banco Central de Venezuela (BCV). foto edh / efe

VENEZUELA. El gobernante Nicolás Maduro removió del gabinete a Jorge Giordani, uno de los ideólogos de los complejos controles de cambio y precios vigentes desde hace más de una década en Venezuela, en la que sería una señal de pragmatismo de su Gobierno socialista.

El heterodoxo Giordani, quien fue un peso pesado durante el Gobierno del fallecido Hugo Chávez, fue relevado de su cargo como jefe de Planificación, tras haber salido la semana pasada del directorio del Banco Central.

"Quiero agradecerle al profesor de Jorge Giordani, compañero de todos estos años de lucha, compañero de nuestro comandante Chávez, que ha estado prácticamente salvo en dos oportunidades los 15 años de Gobierno revolucionario en Venezuela", dijo Maduro en su programa semanal.

Giordani, un profesor apodado "el Monje" por su dedicación al trabajo y su estilo austero, fue como ministro de Finanzas y Planificación y uno de los mentores económicos de Chávez.

Analistas consideran que la salida de puestos clave del reservado académico marxista, una de las piedras angulares de la transición hacia la economía socialista, disminuiría la influencia del "ala radical" en materia económica.

"Este cambio en las correlaciones de poder es vital porque gran parte del excesivo gradualismo que hemos observado hasta ahora se ha debido a la capacidad de los radicales de ejercer un poder de veto en decisiones clave", dijo la semana pasada un informe de Bank of America Merrill Lynch.

El nuevo titular de Planificación será Ricardo Menéndez, quien fungía como ministro de Educación Universitaria y anteriormente ocupó el despacho de Industrias.

Aunque algunos economistas vieron la salida de Giordani como una aceleración en el tránsito a los ajustes que afirman requiere la economía venezolana. Menéndez, un geógrafo y profesor, también pertenece a un área conservadora del chivamo que defiende el control estatal sobre el sector privado.

Giordani es un férreo defensor del control de divisas adoptado en 2003 para frenar la fuga de capitales en medio de la alta inestabilidad que siguió al golpe contra Chávez en 2002. También apoya el rígido esquema para fijar los precios de los productos básicos y escrutar los costos de producción.

Para la oposición y analistas era el principal culpable de las distorsiones económicas que limitan la producción interna y alejan la inversión extranjera.

Maduro, el heredero político de Chávez, afronta una creciente presión para que acelere una transición hacia una economía más amigable con el mercado, en momentos en que el modelo de control estatal de la nación con las mayores reservas de crudo del mundo se encamina hacia la estanflación.

Una inflación que a tasa anualizada superó el 60 % en mayo y una escasez que aqueja al menos a un tercio de los bienes de consumo masivo han pasado factura a la aprobación del presidente, que ronda el 37 %.

El Gobierno afirma que los problemas económicos son el resultado de una "guerra económica" liderada por la oposición apoyada por Washington.

Pero en la otra vereda, la oposición afirma que la gestión de Maduro ha alentado la escasez, la inflación y el crimen, razones por las que miles de venezolanos salieron a protestar a las calles este año.

Con ese telón de fondo, el régimen de Maduro ha dado recientemente señales de acercamiento con los inversores.

La semana pasada, el vicepresidente del área Económica y jefe de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) –la principal fuente de dólares de Venezuela– se reunió con inversionistas en Londres, a los que les expresó la necesidad de converger en el corto plazo a un nuevo sistema cambiario.

No tiene liderazgo

Por su parte, Giordani detalló en una carta pública ayer que Maduro no transmite liderazgo y hay una sensación de vacío de poder en la Presidencia del país.

En un extenso documento difundido en el portal Rebelión.org y replicado por el chavista Aporrea, Giordani aseveró que Maduro ha manejado el gasto público de manera descontrolada y que el incremento de este indicador llegó a niveles extremos durante la campaña de octubre de 2012 para la reelección de Chávez.

"Resulta doloroso y alarmante ver una Presidencia que no transmite liderazgo, y que parece querer afirmarlo en la repetición, sin la debida coherencia, de los planteamientos como los formulaba el Comandante Chávez, y en el otorgamiento de recursos masivos a todos quienes lo solicitan sin un programa fiscal encuadrado en una planificación socialista", indicó.

Agregó que "la política frente a los agentes privados es al menos confusa y las presiones de esos agentes parecen abrir camino a la reinstalación de mecanismos financieros capitalistas que satisfagan los intentos de recapturar excedente petrolero por la vía financiera".

"A la luz de estos hechos surge una clara sensación de vacío de poder en la Presidencia de la República, y concentración en otros centros de poder, destruyendo la tarea de instituciones como el Ministerio de Finanzas y el Banco Central, y dando por hecho consumado la independencia de PDVSA del poder central", añadió.

En el texto, denominado "Testimonio y responsabilidad ante la historia" y hecho público, según dice, "por razones de conciencia", Giordani rechaza el "esfuerzo disperso y dispendioso en recursos".

Agrega que "la improvisación de cuadros sin experiencia y designaciones poco adecuadas para el manejo de los grandes fondos del Estado ponen en jaque la unidad de los cuadros bolivarianos".

Detalló que entre las propuestas que se hicieron para resolver los problemas del país se planteó una reducción del gasto público real que acogiera las prioridades de defensa del poder de compra de los grupos más vulnerables y la corrección de derroches y corrupciones.

"No solo no se aprobó lo propuesto, sino que se inició una nueva oleada de grandes gastos sin los requisitos diseñados, y con el agravante de los gastos aprobados por el 'Gobierno de calle', decididos sin estudio previo, improvisados de hecho", indicó.

Afirmó que se distanció de Maduro por su reclamo por la interferencia de unos "asesores franceses", que no identificó, "en la operación del Ministerio de Planificación y Finanzas".

Dijo que la "actitud por demás absurda" de Maduro "marcó el sentido de una incomprensión del hecho económico, agobiado tal vez por el avance de la campaña electoral previa al 14 de abril y la grave decisión de desvincularse de la dirección de la economía nacional". —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación