Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Maduro presiona por subir los precios de los combustibles

Irá de gira a China y a varios países de la OPEP por caída de los precios del petróleo

El gobernante, Nicolás Maduro (izq.), y del ministro para la Economía, Finanzas y Banca Pública, Rodolfo Marco Torre. Foto edh/efe

El gobernante, Nicolás Maduro (izq.), y del ministro para la Economía, Finanzas y Banca Pública, Rodolfo Marco Torre. Foto edh/efe

El gobernante, Nicolás Maduro (izq.), y del ministro para la Economía, Finanzas y Banca Pública, Rodolfo Marco Torre. Foto edh/efe

CARACAS. Agobiado por las deudas internas y externas, una inflación del 63.4 % y una escasez de divisas por la vertiginosa caída de los precios del petróleo, el gobernante izquierdista Nicolás Maduro anunció ayer que iniciaría en las próximas horas una gira por China con el propósito de buscar financiamiento que permita superar la actual caída de los precios petróleo.

Asimismo, indicó que realizará una gira por los países miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) "para seguir haciendo un esfuerzo al más alto nivel para nivelar los precios del mercado", sostuvo desde el Palacio de Gobierno.

"Agradezco a Diosdado Cabello y a la comisión delegada de la AN que me aprobó el permiso, voy a una gira muy importante, quiero que todo el país lo sepa, es muy importante para enfrentar los nuevos proyectos en la circunstancias que tiene nuestra patria, en merma de los ingresos producto de la caída estrepitosa de los precios petroleros", explicó Maduro.

El presupuesto para este año está calculado en base a un barril de 60 dólares en promedio, pero esta semana el crudo nacional cerró en 48.

Maduro añadió que en Pekín también participará en una reunión ministerial de China con la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), en la cual reveló que participarán otros presidentes de la región.

La pronunciada caída del barril de petróleo en los últimos cuatro meses ha mermado los ingresos de Venezuela, cuya economía depende principalmente del crudo y a la fecha atraviesa una profunda recesión, así como una enorme inflación que alcanzó el 63.9 % en noviembre pasado.

La baja de los precios en el mercado "nos ha obligado a revisar todos los planes de inversión... para demostrar que somos exitosos afrontando situaciones críticas en lo económico y mantener los beneficios sociales de la educación, salud, la alimentación y la vida de nuestro pueblo", afirmó Maduro.

Sostuvo que, durante su ausencia, las autoridades de economía se reunirán con empresas privadas y públicas.

Agregó que se aprobó la creación de un fondo estratégico en bolívares en cuentas del Banco Central de Venezuela.

"Es una nueva forma de política monetaria. Empezará con una base de 100 millardos de bolívares y esperamos para este semestre llegar a 400 millardos de bolívares. Es un fondo de reserva para garantizar pensiones, misiones sociales, aumento de trabajadores, entre otros", agregó.

Anunció además la creación del Centro Nacional de Balance de Alimentos, que tendrá el fin de controlar inventarios, procesos de producción e importación, entre otras funciones, para garantizar el abastecimiento de alimentos. Indicó que también se activará el Sistema Integral de Control del Abastecimiento, SICA, que deberá realizar los mismos controles pero en relación con los insumos de salud, de hogar e higiene personal.

"Son dos sistemas de coordinación, supervisión y control para avanzar sobre el desorden y el caos, que es el caldo de cultivo para que la burguesía parasitaria actúe", dijo.

Condiciona liberar a López

Maduro dijo ayer que "la única forma" de que firme un indulto presidencial a favor del apresado líder opositor Leopoldo López sería para un canje con el dirigente independentista puertorriqueño Óscar López Rivera.

"La única forma que yo usara las facultades presidenciales que tengo para liberarlo es para montarlo en un avión que vaya a los EE. UU., lo deje allá y me entreguen a Óscar López Rivera; pelo a pelo, hombre a hombre", sostuvo.

Maduro aludió al asunto al comentar el encuentro verbal que sostuvo el pasado jueves en Brasilia con el vicepresidente de EE. UU., Joe Biden, quien lo instó a liberar a Leopoldo López, apresado y sometido a juicio penal por unos hechos de violencia registrados en Caracas hace 11 meses.

La conversación entre Biden y Maduro fue "breve y cortés", de unos "dos o tres minutos"; se produjo de forma espontánea durante la investidura de la brasileña Dilma Rousseff.

Remarcó que el proceso judicial que afronta Leopoldo López no es de incumbencia de otros países ni organismos internacionales sino competencia soberana y exclusiva de la justicia de Venezuela.

Durante la conversación con Biden, siempre según el funcionario de su oficina en Washington, Maduro aludió a sanciones que EE. UU. ha decidido aplicar a funcionarios acusados por ese país de violar derechos humanos en la represión a las protestas antigubernamentales que vivió Venezuela a inicios de 2014 y que dejaron 43 muertos, que Maduro le atribuye a Leopoldo López.

Maduro ha pedido varias veces la liberación del puertorriqueño López Rivera, encarcelado desde hace más de tres décadas en una cárcel de EE. UU.

López Rivera, considerado terrorista por unos y prisionero político por otros, cumple hace 33 años una condena de 55 años por conspiración sediciosa, a los que se añadieron otros quince años en 1987 por un intento de fuga.

Es actualmente el único encarcelado de los trece independentistas puertorriqueños que en 1999 rechazó la oferta de liberación que les hizo el entonces presidente de EE. UU., Bill Clinton. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación